Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
www.latribunadelpaisvasco.com
Miércoles, 15 de noviembre de 2017
Desde la centralita de este cuerpo policial

Un agente de los Mossos estuvo hablando con el terrorista islamista que asesinó a 14 personas en Barcelona unos minutos antes del atentado

Noticia clasificada en: Barcelona Cataluña Terrorismo islamista

[Img #12670]

 

Según una información que publica OK Diario, un agente de la Policía autonómica catalana conversó durante cuatro minutos con Younes Abouyaaqoub, el terrorista islamista que atropelló y asesinó a 14 personas en las Ramblas de Barcelona. La llamada del miembro de los Mossos al yihadista se produjo dos horas antes del atentado y tuvo lugar a través de una extensión de la centralita de este cuerpo policial.

 

Según los cálculos de los investigadores, en el momento de la llamada, el joven islamista marroquí de 22 años, autor del segundo atentado más sangriento en Cataluña, tras la acción terrorista de ETA en Hipercor en 1987, se encontraba conduciendo la furgoneta FIAT Talento con la que cometería el atentado por la circunvalación de Barcelona.

 

Los investigadores policiales que han descubierto la llamada efectuada desde el Cuartel General de los Mossos, tutorizados por el juez Fernando Andreu, no han podido identificar a la persona concreta que mantuvo el contacto con el islamista, porque la centralita de los Mossos no guarda esa información.

 

Los especialistas manejan tres explicaciones, y todas ellas terribles, para el contacto telefónico entre la policía autonómica catalana y el asesinado islamista: que los Mossos estuvieran investigando números de teléfonos aparecidos en los papeles descubiertos tras la explosión del chalé de Alcanar (Tarragona), en el que fallecieron cuatro yihadistas; que el terrorista Abouyaaqoub fuera un confidente de la Policía autonómica o, en el peor de los casos, que el asesino islamista mantuviera un informante dentro de los Mossos, que le habría alertado de la investigación que se estaba llevando a cabo.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress