Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
enviado por redaccion
12 de mayo de 2014
La corrupción, el sistema y los votos
Los representantes políticos españoles, ante las elecciones al Parlamento Europeo hablan de la importancia que tienen las elecciones y recomiendan que se vaya a votar. A votar ¿a quién de ellos si en general están desacreditados?. ¿Pretenden que se vote a representantes en el PE, elegidos por los diferentes grupo políticos que se caracterizan por tener entre ellos corruptos, malversadores, apropiadores, expoliadores, defraudadores, evasores de capitales e incumplidores de sentencias y normas establecidas?. ¿A quiénes son los máximos responsables de la situación en la que nos encontramos, (paro, gasto público insoportable, deuda que nos ahoga), con televisiones a su servicio, subiendo los impuestos, con deducciones en prestaciones sociales, sanidad y en educación, con aeropuertos sin aviones, autopistas sin coches o campos de golf para golfos?. ¿Se debe de ir a votar imponiendo representantes que posteriormente utilizan los votos como les viene en gana, viendo cómo incumplen promesas, se asignan jugosos sueldos, multiplican las administraciones metiendo a familiares y amigos, sin que renuncien a sus aforaciones, privilegios, prebendas y pensiones vitalicias, con cinco millones de parados, quince en el umbral de la pobreza, con excluidos y desahucios por doquier?.
Es necesario estar en Europa, pero antes para no seguir haciendo el ridículo, ¿no habría que ordenar, limpiar la casa, reducir el paro, el gasto público, la deuda, las administraciones y empleados innecesarios, abordar la regeneración política, sindical, judicial y eliminar en las Cajas a los ¿consejeros? políticos?.
Cierto es que se ha de sustituir este sistema corrupto, capitalista y oligárquico, pero mientras tanto, ¿los representantes elegidos por los “casta” tienen interés por cambiar el sistema y el compromiso de garantizar la dignidad, la igualdad ante la ley, los derechos fundamentales de los españoles y de todos los europeos?. No. Y mientras sigamos en esta situación, ir a votar es contribuir a que la corrupción continúe y el sistema se mantenga.

NINO MUÑOZ
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress