Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Raúl González Zorrilla. Director de La Tribuna del País Vasco
Domingo, 8 de noviembre de 2015
50 AÑOS DE NUEVO PERIODISMO

Cuando el periodismo hizo “pop”

Guardar en Mis Noticias.
Noticia clasificada en: Medios de Comunicación Nuevo periodismo

[Img #7359]Probablemente, no ha habido una insurrección mayor en la forma de narrar la actualidad que la que protagonizó en Estados Unidos el “Nuevo Periodismo” a partir de la mitad de los años sesenta del pasado siglo XX.

 

Tom Wolfe, padre, teórico y uno de los principales representantes del movimiento, afirma que en 1965 ya se hablaba en las redacciones neoyorquinas de esta nueva revolución y, por ello, y porque ese año este autor dio a conocer El coqueto aerodinámico rocanrol color caramelo de ron, una colección de ensayos que había publicado en la revista Esquire que ya encerraban toda la provocación estética, el ritmo psicodélico y el vocabulario brillantemente afectado de las mejores historias de este género, en La Tribuna del País Vasco nos hemos embarcado en la tarea de recordar como merece lo mejor de una forma distinta e innovadora de relatar los acontecimientos que, aunque hoy se encuentra en desuso, significó para el periodismo y la literatura del momento un revulsivo sin igual.

 

El “Nuevo Periodismo”, capitaneado por profesionales como Tom Wolfe, Truman Capote, Jimmy Breslin, Rex Reed, Terry Southern, Nicholas Tomalin, Norman Mailer, Joe Eszterhas, Hunter S. Thompson o Gay Tasele, entre otros muchos,  y por revistas como “New York”, “Rolling Stone”, “Esquire” o “Harper’s”, rompió con el mito de la objetividad informativa a la hora de enfrentarse a lo narrado, dotó a reportajes, crónicas y entrevistas de una estructura claramente novelística y convirtió a los reporteros en los reyes absolutos del relato.

 

“El Nuevo Periodismo”, rebosante de subjetividad, cargado de artificios, descarado, narcisista, intenso, profundo y detallista como solamente los grandes narradores del siglo XIX solían serlo, fue una herramienta esencial, novedosa y pionera que algunos periodistas y editores desarrollaron para describir con precisión y brillantez un momento histórico muy determinado en el que se alumbraba un mundo diferente repleto de cambios prometedores y rebosante de expectativas inéditas desconocidas hasta entonces.

 

Apenas superadas las secuelas de la II Guerra Mundial, en plena Guerra Fría y a caballo de las mil batallas de la Guerra de Vietnam (que proporcionó algunas de las mejores crónicas “nuevoperiodísticas”), Occidente bullía en una explosión de consumo material y de creatividad cultural que, al ritmo del mejor pop-rock que se ha escrito nunca, hizo estallar los límites de la expresión plástica, convirtió la publicidad en una nueva forma de arte, hizo brillar como nunca a la televisión mientras el movimiento hippie, los alucinógenos, los supermercados espirituales, las tribus callejeras, el sexo libre, la psicodelia y los moteros, los Beach Boys y las palmeras de Los Ángeles, se convertían en portavoces y símbolos de todo lo inédito que estaba a punto de surgir.

 

El mundo hacía “pop” y los nuevos periodistas estaban allí para contarlo de una forma diferente, más intensa, más extensa, con aceradas pinceladas de colores ácidos, con la brillantez de una enorme colección de neones, con la desfachatez de quien tiene la certeza de que todo está por hacer y con el rigor, la destreza, la mirada entrenada, el oído afinado y, sí, también con el engreimiento algo irresponsable y la vanidad acerada de quienes, a pesar de sus no pocos excesos, estaban seguros de contar con el apoyo, la cobertura, el tiempo y la protección de algunos de los mejores editores y de algunas de las más destacadas revistas de las últimas décadas.

 

El “Nuevo Periodismo” nos ha legado algunos textos que destacan en el olimpo de la literatura con mayúsculas y nos demostró que los reporteros excelentes y los mejores medios han de crecerse a la hora de narrar y describir los acontecimientos más complicados, las épocas más convulsas y los escenarios más improbables. Por ello, y conscientes de que actualmente Occidente se encuentra en uno de los momentos más trémulos de su reciente historia, azotado por cambios dramáticos en los espacios geopolíticos, en los grupos sociales, en los modelos económicos, en los instrumentos culturales y en las herramientas tecnocientíficas, ha llegado, sin duda, el momento de preguntarse, de  preguntarnos, si los periodistas y los medios estamos respondiendo con eficacia al desafío descomunal que supone relatar con precisión y atractivo todo el asombro, el pasmo, el horror, la extrañeza y la maravilla que la realidad nos muestra cada nuevo amanecer.  ¿De verdad estamos seguros de que no necesitamos un “nuevo nuevo periodismo”?

 


 

Para hacer memoria y para entender con precisión lo que supuso el “Nuevo Periodismo” hace medio siglo, hemos hablado con el editor Jorge Herralde, fundador y director de Anagrama, y responsable directo de que los textos de los nuevos periodistas norteamericanos llegarán poco a poco a España.

 

Con Marc Weingarten, autor de “La banda que escribía torcido”, uno de los mejores trabajos que se han escrito sobre este tema, reflexionamos sobre las claves más definitorias del género.

 

Álvaro Llorca, periodista, editor y uno de los responsables de Libros del K.O., la única editorial española que en estos momentos se dedica casi exclusivamente a la publicación de libros relacionados con el periodismo narrativo, nos explica las razones que le movieron a poner en marcha su empresa hace ya cuatro años. 

 

Este espacio incluye también un extenso texto de Tom Wolfe, extraído de su libro manifiesto “El Nuevo Periodismo”, en el que el autor de “La hoguera de las vanidades” explica algunos de los elementos centrales del género.   

Noticias relacionadas
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress