Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

www.latribunadelpaisvasco.com
Martes, 9 de febrero de 2016
El Ejecutivo de Iñigo Urkullu quiere que se dedique a promocionar el euskera y a divulgar su polémico Plan de Paz y Convivencia

El Gobierno nacionalista vasco se gasta 473 millones de euros en mantener EITB, una televisión pública que solamente es vista por nueve de cada 100 vascos

Guardar en Mis Noticias.
Noticia clasificada en: EiTB Nacionalismo vasco PNV

[Img #8098]El consejo del Gobierno vasco, a petición de la Consejera de Educación, Política Lingüística y Cultura, ha aprobado el contrato programa de EITB para el periodo 2016-2019.

 

El acuerdo recién validado establece que el Ejecutivo de Iñigo Urkullu (PNV) se gastará hasta 2019 un total de 473 millones de euros en el mantenimiento del organismo audiovisual vasco, un ente que en 2015 obtuvo los peores resultados de su historia. El pasado año, y en el caso concreto de ETB, la suma de espectadores de sus tres canales ETB1, ETB2 y ETB3 apenas supuso, en su mejor momento, una cuota de pantalla del 9%. Esto quiere decir que en el instante de mayor audiencia del organismo audiovisual público vasco, solamente 9 televisores de cada cien sintonizan con ETB.

 

Tal y como se establece en el acuerdo, con el contrato programa ahora rubricado por el Gobierno autonómico, ETB, que solamente en gastos de personal supera los 60 millones de euros anuales, “podrá equilibrar la diferencia entre ingresos propios por venta de publicidad y otros ingresos de gestión y los gastos totales por la labor de servicio público que se encomienda a EITB”.

 

¿Y en qué consiste la “labor de servicio público” que posee la televisión pública vasca, dirigida por Maite Iturbe? El contrato establece que la labor de EITB habrá de centrarse, entre otras cuestiones menores, en la “promoción del euskera y de una sociedad cada vez más bilingüe”, “la divulgación de la cultura vasca y el fomento del deporte” y “la actuación de forma comprometida con el Plan de Paz y Convivencia” del Gobierno autonómico.

 

En este sentido, hay que recordar que COVITE, la asociación que reúne a la práctica totalidad de las víctimas del terrorismo en el País Vasco, considera que el Plan de Paz y Convivencia del Ejecutivo autonómico solamente trata de “blanquear la historia de terror de ETA”. Además, durante los últimos meses EITB ha levantado una fuerte indignación entre algunos ciudadanos por su gran entusiasmo informativo al narrar diferentes manifestaciones de apoyo a los presos de ETA, por haber tratado de fichar como tertuliano a un sanguinario ex etarra o por haber derrochado millones de euros en su última producción de ficción: “El legado de Txiki y Otaegui”.

La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress