Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

David R.
Sábado, 14 de mayo de 2016

Los profesionales

Guardar en Mis Noticias.

[Img #8774]

 

Por desgracia, en nuestro país, hemos asistido a un lamentable espectáculo los últimos meses, y los principales actores han sido profesionales de la política, profesionales que actúan  preocupados por la obtención de la poltrona y por la cantidad de ellas, como si de un festín se tratase, y que van acompañados de una caterva de periodistas y tertulianos que también son profesionales del asunto a dirimir. Obviamente, la poltrona aporta poder y dinero de manera indisoluble.

 

Los programas de partido no se tienen en cuenta porque son mentira y, si es menester, se modifican sobre la marcha más rápido que lo que tarda en caer una gota de agua. En esto Podemos es campeón, que si es necesario mañana nos contará que la Tierra no es redonda. Los pactos se realizan sobre la marcha en función del reparto de poder y de dinero y siempre se hacen a posteriori, devaluando el voto de tal manera que consigue el cabreo del votante. Da igual.

 

No es cierto que el próximo día 26 de julio los ciudadanos estemos convocados a una segunda vuelta, por la sencilla razón de que ese modelo electoral no existe en España, modelo que sí está implantado en Francia para elecciones presidenciales y que, en éste caso, nos hubiese ahorrado muchos meses de bloqueo legislativo y muchos millones de euros. No consigo entender la razón por la que muchos profesionales utilizan esa terminología, salvo que den por hecho que los ciudadanos somos tontos.

 

Sí es cierto que el día 26 de junio van a cambiar algunas cosas:

 

- La absorción de Izquierda Unida por parte de Podemos es su certificado de defunción, y su líder, Alberto Garzón, curiosamente el mejor valorado de todos los líderes, pasará a la historia del comunismo español como la persona que liquidó el partido, como muy acertadamente ha avisado una y mil veces Gaspar Llamazares, y también pasará a la historia como el sujeto que llevó a los comunistas a un terreno ignoto, porque calificar a Podemos como un partido de izquierdas requiere un esfuerzo de imaginación extraordinario, de hecho, cuesta calificarlo como partido, aunque esté inscrito en el registro de partidos como tal. Por cierto, pregunta al Alberto Garzón: ¿cómo ha quedado en el marco de los acuerdos secretos el vital asunto de la deuda de Izquierda Unida contraída con sus acreedores?, porque si de una empresa se tratase, hace tiempo que estaría liquidada. Izquierda Unida está desde hace mucho tiempo en quiebra, da la sensación de que pasa desapercibida una cuestión principal y es que Izquierda Unida no podía financiar otra campaña electoral. Más mentiras.

 

- El PSOE entrará en la "madre de todas las crisis" si no consigue mejorar el peor resultado de su historia electoral reciente (20 de diciembre de 2015). La crisis será de tal calibre que no solamente Pedro Sánchez será fulminado, también toda su cuadrilla. La posibilidad de fractura es significativa teniendo en cuenta que el PSOE es una estructura federal y por eso su máximo órgano de poder se llama Comité Federal; pero el inicio de un camino hacia la autodestrucción es algo que vislumbro desde hace mucho tiempo, porque es evidente que el PSOE ya no existe, lo que existen son diferentes elementos que aglutinados conforman ese grupo político, es una farsa y nadie parece querer reconocerlo, porque los "barones" reinan baronías y ya han entrado en modo "sálvese quien pueda". Son profesionales.

 

- Bruselas está expectante y no va a tolerar que se active la posibilidad de que se tengan que celebrar unas terceras elecciones (matemática y constitucionalmente, posible). Bruselas no nos pide que cumplamos el compromiso de déficit, sencillamente, nos lo va a exigir, y si no tenemos un Gobierno mínimamente estable, el cumplimiento de esos compromisos ya adquiridos será absolutamente imposible, y aunque seamos la cuarta potencia económica de la Unión, ésta unión tiene otros 27 miembros que nos observan con sorpresa y preocupación, y que llegado el momento dirán: basta de tonterías, intervención. Imaginen un Gobierno de Podemos que dice claro y alto que va a disparar el déficit y la deuda, Bruselas no lo admitirá. De la misma manera que no ha admitido las barbaridades de la izquierda griega.

 

- Volvemos al bipartidismo, y en esta ocasión, la polarización vuelve a ser derecha-izquierda, PP-Podemos; el PSOE es convidado de piedra, por eso el mesiánico Pablo Iglesias dice que el "sorpaso" tiene que ser al PP, y por eso este peligroso personaje ya no le pide la vicepresidencia a Pedro Sánchez: se la ofrece.

 

Si al previsible aumento de la abstención (hartazgo y calendario) le aplicamos la desigual distribución territorial de escaños y la implacable ley d`Hont, creo que se producirá una solución al problema, y si no es así, el drama se convertirá rápidamente en tragedia.

 

En el PSOE deberían ir con mucho cuidado, porque su muerte está en el horizonte. Izquierda Unida ya está muerta, y llamo la atención a los votantes del próximo día 26 que practiquen el "voto protesta", como si de un deporte se tratase, porque está demasiado en juego. Lo del "voto protesta" es una tontería descomunal y un acto de irresponsabilidad, entre otras razones porque es el principal factor con el que juegan los profesionales de las poltronas.

 


 

 
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress