Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Manuel Molares do Val
Martes, 25 de octubre de 2016

Asalto al Congreso

Guardar en Mis Noticias.

[Img #9951]

 

El referéndum revocatorio de la Constitución chavista para destituir a un presidente a mitad de su mandato es una propuesta para aplicar aquí de Podemos, cuyos dirigentes fueron consejeros pagados con millones de dólares por el milico venezolano, y a la vez imitadores de su “socialismo del siglo XXI”.

 

Este fin de semana hordas de chavistas asaltaron la Asamblea Nacional de Venezuela para evitar que se aprobaran las tesis mayoritarias de los diputados que exigían la convocatoria de ese referéndum, bloqueado por los tribunales chavistas bajo influencia de la presidenta del Supremo, Gladys Gutiérrez.

 

Señora que obtuvo un doctorado-exprés en la universidad de Zaragoza dirigido por el profesor podemita Francisco Palacios y recomendado y calificado por dos miembros de Podemos, entre ellos, sorpresa, sorpresa, Juan Carlos Monedero.

 

El referéndum revocatorio puede ser útil para destituir alcaldes y pequeños poderes ante una mala gestión local, pero no para una administración nacional, infinitamente más compleja.

 

Y mientras los chavistas asaltaba el parlamento venezolano, en España los afines a Podemos lanzaban su nuevo intento de asaltar el Congreso, como en 2012, aunque finalmente habían cambiado el lema por “Rodea el Congreso”.

 

Fue un “rodeo” violento. Decenas de agentes resultaron heridos por los manifestantes más brutales, acciones que le provocaron felicidad y una gran satisfacción en Pablo Manuel Iglesias, según confesó tras ver cómo un energúmeno apaleaba a un policía.

 

Lo que propició la aprobación de la mal llamada “ley mordaza” –la habría aprobado el PSOE de estar en el poder-- para proteger a la policía de más “rodeadores”.

 

Bajo el lema “Ante el Golpe de la mafia, Democracia”, vuelven llamar ahora a los mismos actos como protesta contra la abstención socialista en la investidura que hará primer ministro a Mariano Rajoy,

 

Como en Caracas, estamos ante un golpe mafioso chavista y podemita contra las instituciones democráticas españolas.

 


 

 
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress