Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
www.latribunadelpaisvasco.com
Sábado, 21 de enero de 2017
Recursos públicos para mantener el radicalismo musulmán

La fiesta continúa: las instituciones vascas también apoyan económicamente a imanes musulmanes abusadores de niños

Guardar en Mis Noticias.

Las principales instituciones vascas, todas ellas en manos del PNV, no solamente alimentan económicamente a varios terroristas islamistas crecidos al calor de las generosas ayudas públicas que esta región destina a miles de musulmanes llegados como inmigrantes ilegales al calor del dinero gratis, sino que, al parecer, también sufragan a los imagines que adoctrinan religiosamente a éstos.

 

Según informan varios periódicos del Grupo Vocento, el imán investigado por la Fiscalía de Álava por supuestos abusos sexuales a dos menores en una mezquita vitoriana, también estaría cometiendo un presunto fraude en el cobro de ayudas sociales. “Cada mes recibe de Lanbide (Servicio Vasco de Empleo) 803,31 euros por la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) y otros 250 a través de la ayuda al alquiler, conocida como PCV. En total, 1.053,31 euros ya que en las bases del Servicio Vasco de Empleo figura como demandante de empleo sin ocupación conocida. Sin embargo, medios de toda solvencia desvelan que por su cargo en el templo musulmán se embolsa todos los meses entre 400 y 500 euros”.

 

Las informaciones publicadas por “El Correo” y “El Diario Vasco” indican que la remuneración del imán presuntamente abusador de dos menores “se paga en mano”. “Sin facturas, ni notificaciones a ningún organismo oficial. Son pagos en ‘b’", según han indicado algunas fuentes a estos periódicos. “Esta mezquita, como es práctica habitual en la religión musulmana, se mantiene con las aportaciones de fieles. Cuenta con alrededor de un centenar de adeptos. Sus donativos ayudan a pagar el local, gastos corrientes como la luz o el agua. Y también al imán, un guía espiritual que lo mismo pronuncia la 'jutba' (sermón del viernes) ante los seguidores masculinos que adoctrina en el Corán a sus vástagos en clases particulares”.

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress