Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
www.latribunadelpaisvasco.com
Martes, 2 de mayo de 2017
Informe

Solucionar improvistos económicos

Guardar en Mis Noticias.

[Img #11316]

 

Lo ideal sería que todas las personas contarán con el hábito del ahorro; sin duda, una acción que evitaría que más de uno se endeudara o se viera extremadamente limitado en cuestión económica. Por ello, a continuación te presentamos cómo solucionar imprevistos económicos con los que podemos toparnos más de una vez en la vida.


Vender algún o algunos objetos. Con esto nos referimos a la típica venta de garaje, pero no sólo eso; ya que actualmente internet nos facilita mucho las cosas. Podemos buscar en esa habitación donde solemos guardar todos esos objetos que ya no utilizamos (muchos de los cuales se encontrarán, ya lo verás, en muy buenas condiciones) y luego ofrecerlos en páginas del estilo de Mercado Libre, Amazon o Ebay; incluso podemos colocar la oferta en algún grupo o página de Facebook, o simplemente anexarlos en nuestro muro.


Esta es una excelente opción para sacar algún dinero extra que a nadie le vendría mal; no obstante, siempre debemos de tener en cuenta el gasto que se deduce de determinado imprevisto económico, y por ello, deberemos comparar entre el beneficio que obtendríamos con dichas ventas y la cantidad que vamos a gastar (o que ya gastamos).


Buscar un trabajo extra a corto o mediano plazo es otra opción viable para solucionar un imprevisto económico. Si cuentas con cierto tiempo “de maniobra”, puedes buscar un trabajo extra sólo para conseguir el dinero que te falta, y luego volver a tu vida de siempre. Puede ser algo duro, pero esto te evita el vender objetos que en verdad necesitas o el solicitar préstamos que, en un futuro, pueden serte difíciles de finiquitar.


Pedir un anticipo o un aumento de sueldo en nuestro trabajo actual. Otra opción vinculada con el área laboral es pedir un anticipo o un aumento de sueldo en tu trabajo actual. Esto será mucho más sencillo si eres un buen empleado y mantienes una excelente relación con tus superiores y compañeros. Puedes pedir la cantidad exacta del dinero que te hace falta; o bien, emplear este anticipo o aumento de sueldo en conjunto con alguno de los otros puntos que te presentamos en este artículo.


Pedir un préstamo a familiares o amigos es una opción si nos encontramos en apuros económicos, ¿por qué no recurrir a aquellos en que más confiamos y a quienes nos sentimos más cercanos? Puede ser que a muchos no les agrade la idea, pero estoy seguro que más de un familiar o amigo estará dispuesto a ayudarte si te encuentras en problemas de este tipo. Claro que debes estar más que dispuesto a devolver todo el monto que te será prestado; ya que podrás imaginarte que una relación de amistad o el trato con un familiar puede pintarse de negro si no cumples con lo acordado.


Una opción atractiva y cómoda para muchos es pedir un préstamos rápido en empresas como Wonga.es, donde podrás pedir un préstamos con facilidad (sin tantos requisitos) y de manera segura y rápida; ya que este tipo de servicios suelen ser mucho más flexibles que los ofrecidos por un banco.
 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Miércoles, 3 de mayo de 2017 a las 23:21
Teresa
El préstamo entre familiares y amigos tiene que pasar por Hacienda. Aunque es gratis presentar la documentación, si no lo haces, te sancionan.

La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress