Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
www.latribunadelpaisvasco.com
Miércoles, 18 de octubre de 2017
“Se está maquillando el horror, porque el Gobierno Vasco juega a la arimética y no a la justicia

Pagaza: “La Comisión de Memoria está borrando la responsabilidad de los victimarios”

Guardar en Mis Noticias.

La eurodiputada de UPyD, Maite Pagazaurtundua, ha solicitado a la presidenta del Parlamento Vasco participar en la ponencia de Memoria y Convivencia para evitar que este foro sea utilizado para “borrar todas las grandes líneas rojas democráticas”, y se utilice para falsear el relato del terrorismo blanqueando la historia criminal de ETA.
 

 

Pagazaurtundúa, que ha solicitado formalmente su participación por su trayectoria y experiencia en materia terrorista tanto en España como en Europa, ha señalado que no es admisible traspasar las grandes líneas democráticas que no son otras que ETA persiguió y mató, llevó a cabo una gigantesca persecución durante décadas, los asesinos no son héroes, los responsables políticos no han hecho condena política y el entorno no ha condenado el terror. “Borrar la responsabilidad de los victimarios es una operación de largo alcance, bajo la dirección de gente como Jonan Fernández”, manifestó.
 

 

“La equidistancia de tiempos y victimaciones oculta la gran tragedia y la terrible maldad y crueldad del terrorismo vasco de ETA”, indicó la eurodiputada, también miembro de las comisiones de Terrorismo, de Libertades Civiles y Asuntos Constitucionales del Parlamento europeo. “Llamémoslo por su nombre aunque los lobistas de los presos de ETA están en la cámara”, pidió.
 

 

La ponencia ha comenzado de la peor manera posible con la participación de Unai González, miembro de la organización terrorista y condenado por su pertenencia a Jarrai. “Es un hecho inadmisible y traslada de una manera inequívoca que uno de los principales objetivos de algunos miembros de esta comisión es la equiparación de las víctimas del terrorismo de ETA con los terroristas responsables de causar la mayor vulneración de derechos humanos que ha vivido este país”, opinó.
 

 

Pagazaurtundúa señaló que hay miembros de la ponencia que persiguen que se igualen a las víctimas y a los verdugos bajo la premisa de un sufrimiento que lo único que pretende es que “el entorno radical no asuma la condena del pasado y su enorme responsabilidad política”.
 

 

Joseba Arregui suele señalar que “no hay memoria de las víctimas olvidando a los verdugos; las víctimas se quedan despojadas si se olvida la intención política de los verdugos”. “De eso hablaba la Ley que aprobó el Parlamento y que el Gobierno Vasco ha decidido olvidar. Borrar es lo que hacen las instituciones si no nombran a ETA en el acto de homenaje al ertzaina Txema Agirre, asesinado hace 20 años, salvándoles”, remachó Pagazaurtundua.
 

 

“Hay maneras sofisticadas de prolongar aquel silencio, instrumentalizando la memoria. La primera obligación es reconocer y educar en la verdad de la persecución”, agregó. “Hay más de 300 crímenes de ETA sin resolver y la comisión no va a  hacer un esfuerzo para exigir a los cómplices que se ponga verdad ni justicia a los cientos de asesinos que siguen sueltos”, dijo.

 

Por otro lado, también debe esclarecerse el impacto de la violencia ejercida por ETA en el tejido político, social y empresarial del País Vasco: cuántos empresarios fueron extorsionados,a cuánto ascendió el chantaje, cuánta gente se tuvo que marchar... “Es incómodo, pero sólo a través de la asunción seria y rigurosa del pasado puede abordarse con un mínimo de decencia el futuro”, indicó Pagazaurtundúa.


 
Asimismo, denunció que mientras en el parlamento se empeñan en relatar un pasado de fábula, en la calle se brinda un homenaje al etarra Gaztelu, cuyo único activo ha sido ser el secuestrador de Ortega Lara y del empresario Julio Iglesias Zamora y haber asesinado a tres guardias civiles. O Arnaldo Otegui se atreve a sentirse ofendido por no ser invitado a un acto de los empresarios vascos en homenaje y memoria a los extorsionados. “Es el colmo”, añadió.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress