Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Ramiro Grau Morancho. Abogado. Académico Correspondiente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación
Domingo, 29 de octubre de 2017

Dos graves errores en la aplicación del artículo 155 de la Constitución a Cataluña

Guardar en Mis Noticias.

Acabo de oír la intervención del señor presidente del gobierno de España, o lo que queda de ella, y así, en caliente (que es como no debe escribirse), debo decir tres cosas:

 

Que este Rajoy, con carácter y decisión, me gusta más que el Rajoy pasmado al que por desgracia estábamos acostumbrados los españoles.


Que creo ha cometido un grave error al convocar las elecciones tan rápidamente, pues las aguas están muy calientes, los separatistas han aprovechado toda esta situación para hacer proselitismo, a base de medias verdades (que son peor que las mentiras), y es posible que hasta puedan obtener más apoyo ciudadano, con lo cual no solo se solucionaría el problema, sino que se agravaría…


Creo un grave error no disolver el cuerpo de mozos de escuadra, e integrarlos en la guardia civil (zonas rurales) y en la policía nacional (ciudades). Y ello por varias razones:


Si algo tenemos todos claro es la existencia de un tercio del cuerpo, como mínimo, formado por separatistas. Pero separatistas armados, y no solo con armas cortas, sino armas largas automáticas, tanquetas, fúsiles de asalto, etc., vamos lo que podríamos decir el germen de un ejército de mercenarios (muy bien pagados, por cierto, como todos los mercenarios).
 

Es cierto que el gobierno ya tiene “descontado” el cese del sargento (chusquero) que los comanda, el llamado Trapero, al que en su próximo viaje a Madrid le aconsejo que saque solo billete de ida, pero ello no soluciona el problema, ni mucho menos. Es posible que hasta lo aumente.


Tampoco sé cómo piensa el gobierno de España explicarles a los sufridos guardias civiles, y a los sacrificados policías nacionales (todo mi apoyo hacia ambos grupos), que tienen que cobrar entre 800 y 1.000 euros menos al mes que un mozo de escuadra…
 

Integrar a los mozos en estos dos cuerpos, terminaría con el problema.
         

Urge que el Estado español recupere las competencias en materia de educación, sanidad y orden público, que nunca debió transferir, ni a Cataluña ni a ninguna otra autonomía.
         

Por lo demás, totalmente de acuerdo con “nuestro” presidente del gobierno, al que quiero pedir disculpas públicamente por algunos exabruptos lanzados por mí en el pasado contra él, tachándole de posible inútil, cobarde o traidor…
         

Hoy ha quedado sobradamente acreditado que el señor Rajoy es un patriota español que no va a dejar que nuestra Patria se deshaga.
         

Por cierto, ¿alguien sabe algo del que dice ser nuestro Rey, Jefe del Estado y Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas de España…?

              
www.ramirograumorancho.com

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Lunes, 30 de octubre de 2017 a las 10:33
Pedro
La pura realidad.
Así es.

La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress