Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Iñigo Caballero
Viernes, 10 de noviembre de 2017

Virgencita que me quede como estoy

Guardar en Mis Noticias.

Ayer las bolsas del mundo mundial se tomaban un respiro en esa alocada carrera alcista que les lleva no se sabe a qué alturas para gran regocijo de inversores.


Una de nuestras tecnológicas favoritas, Finisar, que como están al tanto nuestros lectores se dedica al lucrativo negocio de la fibra óptica, cotizaba a mínimos de un año cerrando a 18,56 dólares con un descenso del 3,6%. A media sesión del miércoles la bajada continuaba pero algo más moderada.


Finisar (FNSR) es una excelente empresa con enormes beneficios que cotiza a un precio, en teoría, super-barato. Preguntramos al chairman de Finisar, Mr. Jerry Rawls, por qué el pasado dos de noviembre vendió 20.000 acciones al precio de 22,89$...
 

Una de las ventajas de las bolsas de USA y Canadá es que los miembros directivos de las empresas cotizadas deben comunicar sus ventas o compras.
 

Los inversores, por lo menos, saben a qué atenerse.
 

Pero si el de FNSR vendió unas cuantas shares, mayor motivo de preocupación es que el coleguilla Jeff Bezos, chairman del gigante Amazon se desprendió nada menos que de 391.110 acciones a un precio de 1.103,53 dólares… en fin que con los más de 431 millones, por supuesto de dólares, se va a la panadería de enfrente para comprarse un par de cruasanes… No les da qué pensar…
 

Si se toman la molestia de comprobar día a día las compras y ventas por directores, CEOs, chairmans y mayores accionistas de las cotizadas americanas verán que desde hace varios meses las ventas declaradas superan por abrumadora mayoría a las compras. Por un lado, es lícito que un consejero o presidente se tome unas vacaciones en las Bahamas vendiendo unas pocas acciones, pero cuando las cifras son de varios o muchos cientos de millones de dólares debemos parar un momento y reflexionar por qué estos millonarios venden sus empresas aunque sea de manera parcial.
 

Hace unas semanas el Zuckerberg de Facebook se desprendía, también, de millones de sus acciones que le reportaban un dinerillo para irse de merienda. ¿Es que estos señores no confían en sus sociedades o es que empiezan a pensar que la bolsa está ya muy cara y lo mejor es vender, irse al Caribe y, poner a buen recaudo sus ganancias?
 

Formulo la pregunta y la respuesta la ponen los lectores.
 

El IBEX después de empezar mal, se recuperaba al final para quedar casi en tablas.
 

Director de estrategia
 

Director de estrategia… los medios de comunicación nos tienen acostumbrados a la mágica palabra estrategia… conocemos las de Rajoy, cómo no las de Putxikomendi y otros sagaces de la política hispana -alguno a pesar de - y lo que estos genios después de planificar nos deparan ingeniosas propuestas.
 

El estratega jefe de El Economista responde de Ramos a Pascuas a las preguntas estratégicas de los lectores… nada que objetar. Una de las respuestas es de última generación:


<no me parece mal que busques una entrada en Enagás tras la vela semanal potencialmente alcista desplegada desde los 23,50 euros en forma de martillo. Es un título que desarrolla en los últimos meses un amplio lateral y en el que confiaría mientras no pierda primeros soportes, los 23,50/23,20 euros y sobre todo la base del canal. Si supera los 25 euros ganaría muchos enteros un escenario de aproximación en próximos meses hacia el techo del canal.>
 

Tío, estratega jefe, lo que el lector te pide es que le digas si las acciones de Enagás van a subir o no y si sí hasta dónde van a llegar.


Tenemos la suerte de no opinar sobre la bolsa española, solo de Pascuas a Ramos o cuando la situación estratégica se complica como ahora y salen las voces de los analistos diciendo memeces.
 

Otro lector inquieto – por favor, suscríbete a La Tribuna – demanda qué va a pasar con las acciones de Gamesa, ahora Siemens-Gamesa, seis meses después de que los germanos se hicieran con el control de la empresa vizcaína y al publicar pérdidas escalofriantes:
 

La pregunta sobre la empresa de Zamudio es clara y concisa: Es momento de salir o ¿crees que el valor tiene futuro a medio plazo?
La contestación estratégica es en este caso más precisa:


<Suele ser habitual en la formación de un potencial suelo, tras fuertes caídas, amplios vaivenes antes de poder confirmar su formación. Seguimos considerando que mantiene sus opciones sobre los 10,65/10,80 euros, por lo que por el momento seguimos recomendando mantener mientras no pierda este entorno de soporte que corresponde a un 50% de ajuste de todo su último gran tramo alcista. Superar los 12,85 euros ya confirmaría un giro alcista y alejaría los riesgos bajistas.>
 

Sin embargo, este humilde cronista le diría: vende tus acciones, coge la pasta y espera hasta después de las elecciones catalanas. Después ya veremos, pero, pero, en principio, no toques las acciones españolas -ni por supuesto, las catalanas-.

 

Si algunos estrategas nos ofrecen pronósticos abracadabrantes, lo de nuestros colegas de Vocento, finanzas.com, supera lo inimaginable. Lo pueden leer en el enlace

 

http://www.finanzas.com/noticias/empresas/20171108/cinco-joyas-bolsa-espanola-3719238.html


Si prefieren se lo contamos nosotros, las cinco joyas de la bolsa española. Finanzas entrevista al director general de análisis de GVC Gaesco.
 

Para entrar en contexto es necesario advertir que esta sociedad de valores es propiedad de una familia super-independentista catalana, los Vallvé, uno de ellos Joan es vicepresidente segundo de Omnium Cultural.

 

Su hermana Mª Angels se encuentra más cerca de los demonios que de los ángeles.
 

Nosotros no somos políticos y nuestro humilde quehacer es la bolsa y formular unos pronósticos que sirvan a nuestros seguidores.
 

Como diría Forest Gump, los tontos son los que dicen tonterías… se ve que las ideas independentistas nublan el cerebro y estos de Gaesco empiezan a delirar:
 

<El Ibex 35 encara los dos últimos meses del año con el riesgo político bastante silenciado y batallando con los 10.500 puntos…. La fuerte reacción alcista del mercado tras la aplicación del artículo 155, y la calma en las instituciones catalanes, ha recuperado el apetito por el riesgo de los inversores, que apuestan por la renta variable española. Lo que importa para la bolsa son los resultados de las empresas, el crecimiento económico, los tipos de interés y la valoración». Y estas cuatro coordenadas del mercado «siguen siendo bastante positivas»...en valoración absoluta, en GVC Gaesco Beka ven al Ibex en los 12.300 puntos entre los próximos 6 a 12 meses… >
 

Empieza el delirio de recomendaciones: Telefónica, el coloso, Iberdrola, dos mundos de crecimiento, El brillo de Solaria, NH Hoteles o la expansión del turismo y, para terminar el Santander o la apuesta por bancos y emergentes.
 

Palabras textuales. Como siempre, anoten la fecha y las cotizaciones y nos encontraremos, siempre si Dios quiere, el 31 de diciembre…

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress