Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Iñigo Caballero
Lunes, 4 de diciembre de 2017

El oro y los rusos

Guardar en Mis Noticias.

[Img #12805]

 

Mencionamos en alguna ocasión la guerra sórdida de rusos y chinos contra el dólar USA y su afán por conquistar el enorme poderío del mercado petrolero.

 

China es el mayor importador mundial de crudo y pretende que las transacciones se hagan en su yuan para fortalecer su divisa.

 

Ambas potencias han conseguido aliarse con Arabia Saudita para incorporarse a su alianza anti-Trump y anti-dólar.

 

Nos resultaba sorprendente la fantástica teoría de la vuelta al patrón oro, es decir, que, una parte infinitesimal de oro correspondería a cada divisa. Es la intención de rusos y chinos que si no lo han manifestado públicamente al menos sus compras masivas de oro en el mercado de Londres demuestran que la teoría en apariencia inverosímil pudiera ser cierta.

 

Los rusos han incrementado sus reservas auríferas en más de 13.000  millones de dólares desde el primero de enero hasta la fecha totalizando unos 74.000 millones de dólares.

 

Los chinos poseen una cantidad similar de oro y, también han acelerado sus compras este año.

 

Si las compras intensas de ambas potencias en el mercado de oro suponen algo más que el deseo de atesorar el metal dorado, las declaraciones tanto del vicegobernador del Banco Central ruso como del ministro de Finanzas Siluanov manifestando que las compras y la posesión de oro responden a la necesidad de "reforzar la seguridad nacional…" y "si los Estados Unidos se apropiaran de sus reservas de oro sería una práctica de terrorismo financiero"… afirman una teoría más allá del mero disfrute o satisfacción por poseer más oro que los Estados Unidos.

 

Los responsables de las finanzas rusas no solo pretenden reafirmar sus divisas con la posesión de oro sino que la "guerra de las divisas" va en ese sentido de desembarazarse del patrón dólar primero en las transacciones de petróleo (el petrodólar) y después en todos y cada uno de los pagos internacionales.

 

Podría llegar el día que para ponerse por encima de la divisa americana ofrecieran una relación rublo/oro a la vez que un yuan/oro. No es una hipótesis desechable.

 

Tampoco, como indica Jim Richards con su teoría del oro de Trump a cinco mil dólares la onza pudiera ser la respuesta del presidente yanqui a la amenaza chino-rusa de volver al patrón oro aunque fuera proponiendo una relación ridícula.

 

Lo anterior hace unos años era finanzas-ficción. Hoy, con el batiburrillo montado con las divisas y su nulo valor motivado por la liquidez puesta sobre la mesa por los bancos centrales de Japón, U. K., la FED y el BCE, la inverosímil teoría puede que se acerque al mundo de lo real.

 

Según el World Gold Council las reservas de oro de China y Rusia se han multiplicado por cuatro desde el año 2000. Mientras tanto de la UE, UK y USA han disminuido un diez por ciento. Hay que hacer constar que las reservas declaradas de los tres anteriores siguen siendo cinco veces mayores que las de Rusia y China en conjunto.

 

La intención de los rusos es crear un nuevo mercado del oro más allá del más o menos controlado mercado de Londres donde los bancos centrales de Occidente hacen y deshacen a su antojo modificando y regulando su precio incluso de manera fraudulenta.

 

Señalamos que al día de hoy los tres mayores compradores del metal son India, China y Rusia quedando bastante alejada Alemania como primera occidental.

 

El ministro ruso señalaba la semana pasada la intención de establecer "su mercado" del oro que conduciría a "nuevos precios del metal".

 

Lo que está fuera de duda es la manipulación descarada y evidente del precio del oro que no corresponde a una formación de precios con el libre concurso de oferta y demanda.

 

Es la razón por la que nos atrevemos a pronosticar que el oro solamente subirá si quieren los poderosos bancos centrales occidentales. En ese afán rusos y chinos no tienen nada que hacer porque son unos neófitos en ese mercado dominado por los tiburones del Oeste sin que las mineras conocedoras de la situación puedan rechistar.

 

En lo referente al petróleo, no olvidemos que ambas materias primas suelen ir asociadas, y Arabia Saudita que ha sido hasta hace nada la reina del crudo, ha sido desplazada por Rusia y si hacemos caso a Bloomberg que coronaba a Putin como el Rey de la OPEP (OPEP KING)… Putin va más allá de gestos o declaraciones simbólicas, lo que pretende es una influencia en todos los aspectos de su guerra; divisas, oro y petróleo.

 

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress