Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Íñigo Caballero
Martes, 5 de diciembre de 2017

Euro versus Dólar en 2018

Guardar en Mis Noticias.

La mayoría de analistas dan por muerta la moneda americana de Trump. El 2018 pinta fatal para los gringos según la opinión de casi todos los cerebros del uno al otro lado del mar.


Por estas mismas fechas en el 2016 pasaba exactamente lo mismo, pero eran los agoreros los que vaticinaban la defunción de la moneda única…

 

No han dado una: mientras decían que durante el curso de este 2017 veríamos al euro por debajo del dólar, la realidad de los hechos provocaba que nuestra moneda comunitaria se viera próxima de los 1,20 dólares.


En esta ocasión todavía ninguna pitonisa se ha atrevido a ofrecernos cifras. ¿Cuánto caerá esta vez el dólar? Llegará a 1,30 o quizás a 1,40. Porqué no a 1,50.


La señora Merkel es mucha señora y la moneda única, por mucho que los analistas nos cuenten que Macron es un activo del euro, pinta menos que Rajoy.


A la economía alemana le ha beneficiado el "brexit" y marcha viento en popa. Es el único sostén de la moneda, pero al día de hoy todo el mundo confía en Alemania. Y en esto de las divisas la confianza es la clave.
 

Hecha la introducción, el sacar la bola de cristal y opinar si el euro durante 2018 llegará a una cifra equis, tiene mucho de aventura.
 

Todos los indicios van por una subida de la moneda de Ángela y pensamos que así será sin atrevernos a proporcionar números.
 

Las variaciones del dólar influyen en los valores del petróleo, los metales preciosos y los básicos. Por supuesto en las bolsas de países emergentes tan de moda.
 

Este lunes las bolsas del envejecido continente recuperaban con fuerza lo que habían perdido el viernes. Los expertos comentaban que será favorable la bajada de impuestos ratificada por el Senado del señor Trump para las sociedades europeas cotizadas…


Si ustedes lo dicen… a nosotros la reducción del impuesto de sociedades al 20% será muy favorable para los americanos… Que Santa Lucía conserve la vista a algunos.


El pronóstico de los metales según los expertos va muy ligado al precio del dólar. Si este desciende los metales suben y viceversa. Lo mismo le ocurre al petróleo.
 

Estando de acuerdo con esa regla general, que a un dólar débil corresponden materias primas fuertes, se debe matizar que desde hace unos años cada metal tiene una trayectoria bastante independiente.
 

Los aficionados – o profesionales – del análisis técnico sigan fiando a sus gráficos las evoluciones de los metales y se equivocan.


El análisis técnico considera volúmenes e historia y no es todo lo que influye en un determinado mercado de un metal concreto.


En el café influye más la meteorología que el análisis técnico y, en el cobre, el invierno del hemisferio occidental y las huelgas imprevisibles.
 

Y en todo, oro, plata, metales básicos lo que más prevalece es la salud financiera de China… si los chinitos se acatarran, el mundo entero agarra una pulmonía de gravedad considerable.


Muy pocos analistas en estas fechas finales del año estudian la influencia de la economía China en el resto del planeta para ajustar un pronóstico preciso.
 

¿Qué le pasará a China en el 2018? Está muy claro que la desaceleración de su economía seguirá en el año entrante. Comprará menos materias primas, devaluará su yuan en una proporción mínima y una de las claves será qué pasará con el petróleo ya que son los mayores consumidores mundiales del crudo.
 

Cobalto y litio seguirán su progresión de crecimiento por el VE y sus baterías, el cobre lo vemos moderadamente alcista o por lo menos conservando un precio alrededor de los 3,00 dólares la libra y de los otros metales el zinc se mostrará con viento favorable, así como el aluminio y el plomo.
 

El níquel lo comentamos como el patito feo mientras no consiga eliminar las enormes cantidades existentes en el mercado. Ahí también los chinos son los que más reservas poseen y tendrán la última palabra.
 

De las bolsas tendremos tiempo de ocuparnos porque quedan sorpresas y fechas para finiquitar el año. A rasgos generales las bolsas proporcionarán agradables beneficios a los inversores. La española es harina de otro costal ya que sus imprevistos se llaman Rajoy y Putxikomendi.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress