Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

La Verdad Ofende
Jueves, 28 de diciembre de 2017

La tiránica censura pro-islámica en Twitter

Guardar en Mis Noticias.
Noticia clasificada en: Islam Twitter

[Img #12995]

 

La popular red de microblogging Twitter (320 millones de usuarios activos) es un referente en actualidad política e información que se ha situado como la red social favorita de políticos, opinion y prensa.

 

Su concepto de titulares (140 caracteres ampliados hace poco a 280) la convierten en una herramienta de inmediatez comunicativa muy eficaz, pero también en un poderoso medio para intoxicar y acosar desde el marxismo antisistema y su aliado, el islam.

 

Los fundadores de Twitter (J. Dorsey, N. Glass, B. Stone, E. Williams) ampliaron el accionariado y dirección con una fuerte presencia árabe.

 

Muchos cuestionamos si es esta la razón de la censura a quien critica el islam, mientras permiten abiertamente la cristianofobia y la judeofobia. Saber que su Presidente es Omid Kordestani (origen Iráni) y uno de los mayores accionistas un príncipe saudí (Alwaleed bin Talal) acentúa esas dudas.

 

Lo cierto es que la empresa de microbloggin es noticia por dos cuestiones: su política de mordaza y censura para perseguir y detener solo ciertos discursos del odio; y sus incesantes pérdidas económicas, en caída libre.

 

Twitter cada vez crece menos en usuarios activos mensuales (métrica clave en Wall Street), congelada en EE.UU, su principal mercado. Los cambios que su CEO Dick Costolo realizó en la red social no surgen efecto, como reconoció en un foro interno:


“Nuestros servicios parecen sólo ser útiles para usuarios influyentes con audiencias grandes. Somos penosos tratando el abuso y los trolls en la plataforma, y lo hemos sido durante años. No es ningún secreto y el resto del mundo habla de ello cada día. Perdemos usuario tras usuario por no tratar simples problemas de "trolling".


Costolo acierta en su análisis, no en cómo atajar el problema. Twitter ha cerrado cuentas sin derecho a apelar donde se denunciaban abusos en cuentas que promueven la cristianofobia (Mcislamofobia y sus trolls, reabiertas), el negocio que tiene montado el FACUO empleando Twitter para señalar a quien le place usando sus muchos trolls, o el antisemitismo NAZI.


Pero el delito mas flagrante es el delictivo y judeófobo BDS. Prohibido en Europa e inconstitucional, lo ejercen en redes impunemente los afiliados y concejales comunistas (especialmente de Podemos) promoviendo el odio al judío con total impunidad en twitter.


El caso más señalado fue el de @Gzapatamadrid o el ayuntamiento de @gijon . La impunidad con que trolean sus aliados LGTB y acosan en Twitter, sorprende. Algunas cuentas con condenas en firme siguen abiertas (@pabloHasel, @CesarStrawberry) e incluso han sido verificadas (@kira_95). Otras siguen impunes (@Barbijaputa).


Hace un mes vimos un endurecimiento de las normas de Twitter, y la creación de una "junta de expertos en seguridad" que incluyó organizaciones sin ánimo de lucro como Internet Watch Foundation, el Safer Internet Centre y los Samaritans, para zanjar las cuentas abusivas en Twitter.


Pero la realidad es que la censura en Twitter se ha endurecido en un solo sentido. Sorprende cómo la crítica al islam sigue siendo censurada del modo más firme y taxativo mientras se permiten las amenazas o burlas a los cristianos.


Mi cuenta de opinión política y blog @verdadesofenden es uno de los casos más flagrantes de censura e inacción ante las continuas apelaciones (desde mayo) realizadas en los canales de Twitter. Hay denuncias por suplantación de identidad en la Policía y Guardia Civil que comuniqué a Twitter notarialmente. No actúan.


Mientras tanto, el crédito de Twitter se hunde mes a mes. Acumulan más de 2.000 millones de pérdidas. No lo digo yo. Admiten su mal estado en un documento enviado a los accionistas.


Aceptar inversores árabes y amoldar las reglas internas a sus gustos, no solo no es inteligente, anuncia su fin de ser así. Hay redes similares buscando sitio en el ciberespacio (Diáspora y Gab.ai) con obstáculos para sus Apps para móviles, pero pronto estarán operativas. El fin del monopolio Twitter está al llegar.


“It’s not going to be easy because they face some difficulties, but our entry point was very reasonable, so right now it’s holding on a breakeven point”, son las declaraciones del príncipe saudí “Alwaleed bin Talal” el multimillonario saudí de la red social.


En 2011 entró con unos 300 millones US.$. Tras varios desembolsos controla el 4,94% de Twitter (casi 800 millones) y es el 2º mayor accionista por detrás de Evan Williams. Éste, principal accionista y cofundador, controla el 6,1% de todas las acciones (43,2 millones de títulos - cerca de 977 millones US.$).


Jack Dorsey (consejero delegado), otro fundador, posee el 2,13% (400 millones US.$). Steve Ballmer (ex directivo Microsoft) adquirió un 4% (unos 840 millones US.$), Vanguard Group  (4,8%), el 'hedge fund' Clearbridge (4,61%) y BlackRock, (3,74%) junto a Morgan Stanley (4,32%) completan la lista de sus mayores accionistas.


La ruina de estos señores está muy próxima. Han olvidado la esencia de Twitter; la libertad de expresión de todos sus usuarios sin exclusión, cada vez más hartos de sus abusos y despropósitos.


Erigidos en Savonarolas inquisidores, han sustituido a los jueces y actúan según sus gustos e idearios, permitiendo unas voces y censurando otras.
La esencia de internet es la libertad de los usuarios, quienes están prontos en sustituir el trinar, ayer libre del pajarito azul, convertido torpemente en el grazno de un negro cuervo huraño, islámico, marxista y despótico.


«Prefiero molestar con la verdad que complacer con adulaciones» (Séneca)

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress