Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
www.latribunadelpaisvasco.com
Jueves, 4 de enero de 2018

Un informe del Gobierno alemán revela que la entrada de centenares de miles de refugiados en el país ha provocado un fuerte aumento de los crímenes violentos

Guardar en Mis Noticias.

[Img #13037]

 

Un informe del Gobierno alemán revela que la entrada de centenares de miles de refugiados en el país ha provocado un fuerte aumento de los crímenes violentos.

 

La decisión de Angela Merkel de abrir las fronteras de su país al grito de "Wir shaffen das" [“Podemos hacer esto”] ha supuesto, en la región de Baja Sajonia, un incremento de los delitos violentos de un 10,4% entre los años 2014 y 2016. El estudio, hecho público por el periódico “Die Welt”, encontró que en el 92,1% de los casos los incrementos de actos violentos fueron responsabilidad de inmigrantes y refugiados.

 

La investigación, desarrollada por los responsables de Asuntos Familiares del Gobierno alemán, destaca la falta de mujeres en los grupos de refugiados, ya que la gran mayoría de éstos viajaba sin pareja, madre, hermana o cualquier cuidador, “lo que significa que los hombres migrantes son propensos a una cultura masculina violenta”.

 

"Es cierto que desde 2015 ha habido un aumento del crimen violento que los autores del estudio atribuyen a la llegada de los refugiados”, ha explicado un portavoz del Ministerio de Asuntos Familiares a la agencia Associated Press. "Pero también dejan muy claro que los refugiados generalmente no son más criminales que, por ejemplo, los alemanes”. Pero, a pesar de estas palabras, el informe también encontró que el crimen violento provino de minorías específicas. Los inmigrantes de Marruecos, Argelia y Túnez representaron menos del uno por ciento de los refugiados en la región, pero representaron el 17,1 por ciento de los sospechosos.

 

La investigación se hace pública en un momento muy delicado para Angela Merkel, quien se ha convertido en la cara y en la responsable mundial de la gravísima crisis que los flujos de inmigración descontrolados han sumido a Europa, y que ahora se encuentra casi incapacitada para formar Gobierno, seguida muy de cerca por la nueva derecha que representa la Alternativa de Derecha de Alemania (AFD), que centró su campaña electoral en la denuncia de la inmigración descontrolada.

 

La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress