Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Íñigo Caballero
Miércoles, 10 de enero de 2018

A vueltas con el petróleo

Guardar en Mis Noticias.

En la primera crónica escrita en este inaugurado año, titulábamos "Revolución del petróleo>2 después de que el pasado tres de enero subiera un 2,2%, rally, si se me permite la palabreja tan fashion, que, continúa en esta fría mañana de centro-Europa del martes nueve.


No se trata ni de ser repetitivo ni monotemático. El petróleo afecta a todos y cada uno de los mortales comenzando por la gasolinera cuando repostamos. Si el daño en el bolsillo por ese gasóleo de cada día puede afectarnos poco o mucho, en la economía global de la mayoría de países del primer mundo no productores de esta materia prima, los efectos de la subida del crudo pueden llevar al traste el buen rumbo de la economía. Y por ende de las bolsas de valores.


Mientras los del turbante se llenan los bolsillos y las cuentas corrientes, las subidas del oro negro influyen de manera central en las líneas aéreas, en las empresas de transporte, en el precio de la electricidad y, en general, en toda actividad industrial y comercial.


Como comentaba en esa anterior crónica la salida de divisas de las cuentas corrientes de los bancos también afecta a la estructura de los depósitos bancarios con una pérdida importante de liquidez que, a mayor precio del crudo, será, por supuesto, más grave.


El crudo WTI cotizaba a media tarde del nueve de enero a 63,05 dólares, después de haber tocado los 63,25 en el transcurso de la sesión… Volatilidad… a tope.


Después de leer y releer los comentarios de la prensa digital asalmonada que es como decir agua descremada sin burbujas, ni uno solo de los comentaristas patrios aludía al petróleo…


Alguno desgranaba hasta el color de los calzoncillos de uno de nuestros políticos para justificar la continuidad del rally iniciado al alba del 2018. Nada que temer ya que lo catalán está descontado, la Merkel formará Gobierno y Trump -según estos analistas – no volverá a sus veleidades…


Como casi siempre nuestros colegas van por un lado y nosotros por otro.


Ni creemos que Trump haga tonterías, a la historia nos remitimos ya que en su casi año de Gobierno ha llevado a las bolsas americanas a unos máximos que a decir de todos los expertos gestores internacionales no lo iba a conseguir, ni tampoco creemos que la cuestión catalana esté cotizada ni siquiera se haya diluido en un mísero 10%.


Si volvemos a coger el petróleo por las manos, veremos que, de nuevo, su subida poco o nada afectará a los Estados Unidos ya que a los precios actuales el esquisto vuelve a ser super rentable y su producción comienza a subir como la espuma…


Los analistos que apostaban por las bolsas europeas con esta reacción del crudo quedan al aire… ¿Cómo no lo habían previsto?


La pregunta del millón – como siempre – no es lo que ha pasado sino lo que va a pasar. El nudo gordiano consiste en adivinar si el oro negro seguirá subiendo y pondrá en peligro las recuperaciones de las economías occidentales sin la de USA.


El análisis técnico del petróleo junto a la bola de cristal de La Tribuna, nos indican que el rally del petróleo va a continuar. El pronóstico está servido.

 

 

La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress