Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
www.latribunadelpaisvasco.com
Miércoles, 10 de enero de 2018
Un ciudadano peruano llamado Steven Manrique estaría detrás de esta organización falsamente espiritual

La secta del Príncipe Gurdjieff trata de captar a una menor en Guipúzcoa

Guardar en Mis Noticias.

[Img #13072]

 

La Ertzaintza esta investigando el intento de captación por parte de una secta de una menor de edad en Guipúzcoa, según ha confirmado el jefe de la División de Investigación Criminal de este cuerpo policial, José María Yurrebaso. Se trataría de un intento de captura llevada a cabo por la secta del Príncipe Gurdjieff, que actualmente estaría captando en España a jóvenes menores de edad para crear su propio harén y que, en el caso concreto de Guipúzcoa, lo habría intentado con una chica de 16 años a la que habría incitado a dejar su casa y unirse a él.


Detrás de esta secta estaría Steven Manrique, un ciudadano peruano de 34 años, que se hace llamar Príncipe Gurdjieff y que el pasado año captó en Elche (Alicante) a Patricia Aguilar, una joven de 18 años de edad, enferma de una grave cardiopatía y a la que el líder llegó a quitar la medicación.


En unas declaraciones realizadas recientemente a la web de información religiosa Aleteia, Karmele Sayans, psicóloga de RedUNE (Red de Prevención Sectaria y del Abuso de Debilidad) y coordinadora de esta entidad en el País Vasco, explica que Manrique es “un seguidor de la Nueva Era que, reconociéndose con el derecho a ser venerado, se autoproclama sucesor de Samael Aun Weor, avala su omnipotencia a través de documentos falsificados y pruebas irrefutables destruidas con anterioridad por sus enemigos”.


“Hábil tanto en el manejo de las tecnologías como en la búsqueda de jóvenes vulnerables, el Príncipe Gurdjieff utiliza su status de líder para satisfacer sus deseos sexuales, una asimetría de poder interpersonal que podría enmascarar sus propias inseguridades”, explica esta psicóloga, que añade que Steven se está sumando a la Nueva Era para captar a sus seguidores, y en este contexto de espiritualidad sincretista y difusa “utiliza el mensaje apocalíptico para retener a sus víctimas a través del miedo extremo. Totalmente convencido de sus privilegios, este líder sectario manipula y controla a sus adeptas para someter a las elegidas a la satisfacción de sus necesidades”.


A partir de los datos que conocemos, Karmele Sayans considera que “cegado por sí mismo y guiado por su narcicismo patológico, Steven Manrique es capaz de privar de las atenciones médicas a adeptas como Patricia Aguilar, sin tan siquiera cuestionarse las consecuencias de sus actos. En su manera patológica de ver el mundo y con sus normas, Steven Manrique y el resto de líderes sectarios siempre salen ganando, ya que estos tóxicos personajes se atribuyen los logros y culpabilizan a sus adeptos de los fracasos, provocándoles un mayor sometimiento”.
 

Ahora el gurú “comienza a borrar las huellas que hasta hace poco le expandían por las redes sociales. Un software de locución de textos y una imagen fantaseada, recubren las inseguridades de este líder sectario que fue capaz de captar a Patricia Aguilar cuando todavía era menor de edad y que seguirá captando hasta que se sienta acorralado o se le encierre por los delitos cometidos.


En opinión de Sayans, “Steven Manrique es un líder sectario que podría cubrir los criterios clínicos de un trastorno de personalidad narcisista. Peligroso y tóxico en sus relaciones interpersonales por su falta de empatía, la persecución que actualmente está viviendo le ayuda a fortalecer el sentimiento de pertenencia de sus adeptos, pero a la vez le expone a un nivel de estrés considerable que, si estuviera unido al consumo de drogas como la ayahuasca, le podría descompensar y fanatizar aún más sus conductas y pensamientos”.
 

La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress