Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Ramiro Grau Morancho. Abogado. Académico Correspondiente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación
Jueves, 11 de enero de 2018

La violencia izquierdista generará más violencia

Guardar en Mis Noticias.

Hemos asistido en los últimos meses a varios asesinatos y atentados contra personas particulares, por el único “delito” de ser de derechas, o miembros de grupos identitarios, llevar tirantes con la Bandera Nacional o portar con orgullo la citada enseña.


Han aparecido miserables que amparándose en el supuesto anonimato de las redes sociales, han hecho manifestaciones celebrando esos asesinatos y lesiones, basándose en que los agredidos eran “fascistas”, falangistas, o de grupos identitarios.


Incluso en algún caso se ha llegado a reprochar al muerto que traficara con drogas, lo que es rotundamente falso, pero no por parte de particulares, sino de todo un concejal del Ayuntamiento de Zaragoza…, lo que nos demuestra claramente qué miserables ocupan escaños curules.

 

Algún profesor de la Universidad del País Vasco ha justificado en las redes ese asesinato, lo que evidencia, una vez más, que cualquier imbécil, e incluso delincuente, puede ser profesor en universidades públicas.
         

Hace varios años se crearon unas fiscalías especiales contra el odio y los delitos ideológicos, de las que tenemos pocas noticias de su actividad. No es de extrañar, pues lo único que han hecho ha sido actuar contra grupos de derechas, o personas caracterizadas por la defensa de unos determinados valores y principios, es posible que equivocadamente, pero con toda honestidad, y dando siempre la cara. Es el caso del librero, escritor y editor don Pedro Varela, por ejemplo, con cuya amistad me honro, a quien han reducido prácticamente a la indigencia, a la muerte civil, cerrando su editorial, clausurando la librería "Europa" de Barcelona, de su propiedad, e impidiendo que siga escribiendo y publicando libros. ¡Todo en un alarde de democracia…!
         

¿Se imaginan ustedes que pasaría si alguien se atreviera a pedir la clausura de algún diario abiertamente separatista, o de la TV3, por ejemplo, una televisión al servicio de la dictadura nazi separatista catalana…? No quiero ni pensarlo.


Pues bien, a lo que íbamos. Lo cierto es que cuando se han denunciado comentarios ofensivos, vejatorios y delictivos contra doña Inés Arrimadas, por ejemplo, las penas que se han impuesto han sido realmente irrisorias, como si los hechos no fueran extremadamente graves.

 

Dice la Biblia que quien siembra vientos, recoge tempestades.
         

Y esta situación en la que estamos, de extrema violencia contra quienes no pensamos igual que lo que opinan los grupos mayoritarios, o sus amos, puede acabar degenerando en un clima de extrema violencia, con asesinatos incluidos.
         

Supongo que nadie pensará que los grupos “fascistas” (según ellos), falangistas, identitarios etc., van a seguir poniendo la otra mejilla. Eso está bien para los curas, pero no para la sociedad civil.
         

Toda acción lleva aparejada una reacción, y conviene no olvidarlo.
         

De cualquier forma, ¿qué vamos a esperar de un ministro del interior absolutamente inútil, y de un gobierno más preocupado por tapar sus muchas vergüenzas que otra cosa…?

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
3 Comentarios
Fecha: Domingo, 14 de enero de 2018 a las 12:42
Pilar
Siento decirlo, y ojalá me equivoque,pero no creo que se tarde mucho tiempo en que haya nuevos atentados similares a los que describe el artículo.
La izquierda radical -es decir, toda-, está crecida, Y CREE QUE LA CALLE ES SUYA.
Y el PP es un partido corrupto y cobarde, QUE ES INCAPAZ DE EVITARLO. Solo están espabilados para mangar todo lo posible...
Fecha: Viernes, 12 de enero de 2018 a las 13:54
Carmen
Por desgracia, así es y así será.
En mi casa, por ejemplo, viven varios militares... Cuando todos pusimos la bandera nacional colgada de nuestros balcones, octubre de 2017, solo uno tuvo el valor de ponerla, y los demás se abstuvieron, para no significarse, supongo.
¿Qué podemos esperar de una Patria dónde ni siquiera los que han jurado morir por su Bandera son incapaces de exhibirla públicamente, para evitarse problemas...?
Fecha: Jueves, 11 de enero de 2018 a las 13:37
Pedro
No les quepa la menor duda de que será así.
Ha empezado la caza de franquistas y fachas, con la anuencia o pasividad del gobierno del PP, al que lo único que le preocupa es seguir en el poder, por lo menos hasta que prescriban sus presuntos delitos.

La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress