Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

www.latribunadelpaisvasco.com
Lunes, 9 de abril de 2018

Así tributa el seguro de vida en los diferentes territorios del País Vasco

Guardar en Mis Noticias.

[Img #13679]

 

Dado que todos los impuestos que componen el sistema tributario del País Vasco son gestionados y recaudados por las Haciendas Forales, cada territorio histórico del País Vasco cuenta con su propio Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, del mismo modo que tiene su propio Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, sobre Sociedades y sobre el Patrimonio.

 

Por lo general, las cantidades percibidas por seguros de vida, procedentes de contratos en los que asegurado y beneficiario son personas distintas, se suman a la base imponible, tras aplicar las reducciones que corresponda y, a partir de ahí, se calcula la cuota del impuesto. En el País Vasco no es así, salvo en Álava. 

 

EL SEGURO DE VIDA EN EL ISD EN EL PAÍS VASCO

 

Tal y como nos explican desde el comparador de seguros de vida PuntoSeguro el seguro de vida  tributa de manera muy distinta en los tres territorios vascos.

 

En Álava, el cónyuge o pareja de hecho aplica una reducción del 50% de la cantidad a percibir del seguro de vida. De este modo, solo se suma a la base imponible la mitad del capital asegurado.

 

Sin embargo, en Vizcaya las cosas son bien distintas. Las cantidades percibidas por seguros de vida por parte de hijos menores de 21 años tienen una reducción de 400.000 euros. Si los beneficiarios fueran hijos mayores de 21 años, el cónyuge o pareja de hecho o los padres, así como los familiares de segundo y tercer grado, la reducción es del 50% hasta un límite de 200.000 euros. Si los beneficiarios fueran familiares fueran familiares a partir de cuarto grado (primos) o extraños, la reducción aplicable sería del 10%, con un límite de 40.000 euros. Además, la cantidad resultante no se suma a la base imponible, sino que pasa a formar parte de la base liquidable, sobre la que se aplica el tipo correspondiente. Por lo tanto, no se puede beneficiar de ninguna reducción o exención adicional.

 

En Guipúzcoa la reducción aplicable a los seguros de vida también depende del parentesco entre el contratante o tomador del seguro y el beneficiario. Así, los hijos menores de 21 años tienen una reducción de 220.000 euros. Los hijos mayores de 21 años, los padres y el cónyuge o pareja de hecho tienen una reducción de 6.150 euros, así como de un 25% de la cantidad restante. A los familiares de segundo grado (hermanos, cuñados, abuelos y nietos) se aplica una reducción de 8.075 euros. Del mismo modo que ocurre en Vizcaya, la cantidad resultante pasa a formar parte de la base liquidable, así que no se puede beneficiar de ninguna reducción o exención adicional.

La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress