Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

www.latribunadelpaisvasco.com
Viernes, 13 de abril de 2018

La tercera edad se adapta al siglo XXI

Guardar en Mis Noticias.

[Img #13715]

 

Es innegable que la influencia tecnológica y sus avances ha marcado la época en la que vivimos. Ante tal circunstancia, las personas han tenido que adaptarse, voluntaria o involuntariamente.


 
Generalmente, se cree que esta reinvención de los quehaceres diarios concierne solo a los jóvenes, imponiéndose prejuicios sobre la dificultad de su manejo. Sin embargo, esta creencia es errónea. Aunque pueda llamarnos la atención, existe cada vez más gente de avanzada edad que va a la par con los cambios y las novedades que se presentan cada día.

 

Con mayor frecuencia se percibe como la tercera edad se adapta al siglo XXI y se aprovecha de sus beneficios, superando las llamadas barreras tecnológicas en sus distintas facetas.
 

 

En lo que se refiere a España, está considerado como uno de los países del mundo con la mayor población de la tercera edad, por lo que resulta necesario integrar a estas personas a las nuevas tecnologías y hacerlas partícipe de la sociedad de la información. Afortunadamente, estudios recientes realizados en España por la Fundación MAPFRE (2015), arrojan el aumento del uso de Internet, en especial de las redes sociales, por parte de los mayores de 65 años.
 

 

Así, la participación activa de las personas mayores en la sociedad tecnológica se destaca día a día, especialmente a los fines de controlar positivamente su salud, no obstante he aquí otras innovaciones que los adultos mayores no pierden de vista.
 

Las redes sociales
 

 

No solo el uso de móviles, ordenadores o tabletas han atrapado a las personas mayores, disminuyendo cada vez más la brecha digital intergeneracional.
 

 

Ahora la tendencia es navegar por Internet y hacer uso de las redes sociales, o indagar sobre nuevas aplicaciones móviles, lo cual les resulta interesante y hasta fascinante.
 

 

Está claro que es una herramienta con la que no contaban en su juventud, por lo que contactar con otras personas de aquellos momentos les resulta maravilloso. Pero es que además, en esa etapa, la vida se inclina hacia la necesidad de la compañía, y la tercera edad no escapa a la idea de socializar vía web. Hay una gran oferta de actividades sociales, hasta el punto de formar grupos en la red, especialmente grupos de chats de más de 60 años, procurando conversar con hombres y mujeres de esas edades, hacer amistades e incluso ligar.
 

 

Superar la distancia, sobre todo con familiares, es un escenario que se vive constantemente, por lo que integrarse a estas conversaciones tecnológicas incluso por videoconferencia, los ha motivados a mantenerse conectados.
 

 

Turismo
 

 

La nueva era ha permitido también que las personas de la tercera de edad, especialmente cuando disfrutan de su jubilación, pueden recrearse de un modo distinto a una simple salida al parque.

 

La posibilidad de informarse y navegar por la red les ha permitido conocer lugares paradisíacos, de suma relajación y confort. Sea en el campo, en la ciudad, en la playa o simplemente escaparse dentro de España, reservando un hotel en la costa de Cádiz.
 

 

Así que ya se ha hecho frecuente que personas de la tercera edad, sea en pareja o en grupo hagan paseos, excursiones o sesiones de relajación en varias partes del mundo que incluso son reservados y cancelados por ellos mismos a través de Internet.
 

 

El mundo del deporte
 

 

El deporte es algo que invade la vida de millones de personas, y en este caso los mayores no se quedan atrás. Contrariamente a lo que pueden pensar muchos, en el mundo deportivo, las personas mayores son un grupo realmente activo, de hecho caminar ya no es la única rutina de ejercicios para ellos, sino que incluso asistir al gimnasio o utilizar máquinas en sus hogares como cintas de correr o pedaleadores eléctricos ha formado parte de su rutina diaria.
 

 

Es más, se ha llegado al punto que la rutina de ejercicios ahora están debidamente controladas, cualquier actividad como un paseo, se monitoriza a través de las apps deportivas, lo cual les resulta genial para poder medir el ritmo, la distancia, el tiempo y las calorías quemadas, y más importante aún para medir la frecuencia cardíaca.
 

 

El hogar
 

 

Las personas mayores han incorporado a sus casas tanta tecnología como les ha sido posible, y es que no han perdido su curiosidad e interés por descubrir nuevas facetas y comodidades.

 

Actividades que pueden resultar sencillas para los más jóvenes, para las personas mayores pueden generar mayor esfuerzo. Por ello, el control remoto de varias tareas contribuye a la comodidad de los no tan jóvenes. Encender y apagar luces sin necesidad de moverse, o los electrodomésticos inteligentes, son los más demandados.
 

 

Podemos afirmar, que la tecnología ha revolucionado a la tercera edad, ha pasado a ser una herramienta de uso habitual para sobrellevar sus dificultades, materializar sus sueños o potenciar sus experiencias.

La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress