Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

www.latribunadelpaisvasco.com
Miércoles, 25 de abril de 2018
El control de la respiración alivia afecciones como el estrés y la ansiedad, y mejora el rendimiento sexual

Uso de la técnica del Pranayama mejora la calidad de vida y la sexualidad

Guardar en Mis Noticias.

La respiración puede ser tan milagrosa como casi cualquier medicamento, ya que el poder de inhalar y exhalar permite un mayor autocontrol del cuerpo, disminuyendo afecciones como el estrés y la ansiedad, y ayudando a mejorar la energía sexual

[Img #13814]

 

El ajetreo de la vida cotidiana en ocasiones dificulta que el ser humano observe su cuerpo y disfrute de su sexualidad de forma consciente. La respiración juega un papel fundamental en el despertar de la conciencia del propio ser sexual y de las emociones que esto conlleva, y esto responde a algo muy concreto.


Especialistas aseguran que estar atento a la respiración es fundamental para conocer y controlar los estados emocionales y físicos, además de ayudar a conectar con la energía sexual.
 

El Pranayama como herramienta de vida
 

La palabra en sí está compuesta por dos vocablos: el primero es “prana”, que significa respiración, vida y energía cósmica; y el segundo es “yama”, el cual se refiere a restricción, control y dominio. Así que Pranayama es el control de la respiración.
 

El prana es toda clase de energía universal; esta condición impregna a cada individuo existente en todos los niveles. Todo lo que vibra es prana; por lo tanto, la luz, el calor, la gravedad y el espíritu son formas de presentación de prana.
 

Este concepto ha existido desde la era antigua. Sin embargo, los yoguis de la India abogaron por la práctica del Pranayama. Actualmente, esta técnica es más conocida por el yoga.
 

La técnica del Pranayama en el rendimiento sexual
 

Como método de meditación y relajación para mejorar la energía sexual, el Pranayama tiene diferentes aplicaciones.
 

En primer lugar destaca el círculo de la respiración. Consiste en respirar llenando el vientre de oxígeno para mantener el aliento por 7 segundos. Luego se debe exhalar con los ojos cerrados, acelerando el ritmo. Esto hace fluir la energía sexual.


Otra modalidad muy beneficiosa es la técnica del Bhramari, la cual se ejecuta al inhalar por la nariz y exhalar por la boca. Al hacerlo, se contraen los músculos del abdomen y se retiene el aliento por 7 segundos.


También está la técnica del aliento trapezoidal, que comprende el exhalar el aire mientras se constriñe el abdomen y luego se inhala. Por último está el Kundalini, el cual energiza el cuerpo y promueve una mejor vida sexual. Para poner en práctica esta técnica es necesario ponerse de pie y respirar en forma rápida por la nariz por un lapso de 10 minutos.


En todos estos casos es ideal concentrarse y recorrer con la mente cada uno de los órganos.
 

El Pranayama y el tantra están íntimamente vinculados, ya que es fundamental controlar la respiración para poder disfrutar por completo de las sensaciones que despierta el acto sexual. Para que los masajes tántricos tengan el efecto esperado, es necesario aplicar las técnicas del Pranayama antes descritas.
 

Etapas del control de la respiración
 

Dominar el arte de respirar es algo complejo. Incluso, expertos aconsejan empezar esta etapa con ayuda, porque el ser humano se acostumbra a no inspirar completamente.
 

Es importante que cada individuo conozca que para controlar la respiración se deben pasar por varias etapas:


- Puraka o inspiración: proceso suave y uniforme en el que el aire debe fluir libremente gracias a la expansión del tórax y el movimiento hacia arriba y afuera de las costillas.
 

- Antara kumbhaka: también se le conoce como la retención de la respiración interna, porque consiste en retener el aire en los pulmones.


- Rechaka o espiración: es la completa expulsión del aire de los pulmones. Es una etapa crucial, ya que aquí se eliminan las impurezas y ayuda a aumentar la capacidad pulmonar.
 

- Bhaya kumbhaka: Algunos le llaman la etapa de la retención de la respiración externa. Se trata de mantener vacíos los pulmones. Esta técnica es la más avanzada.
 

Beneficios sexuales de concienciar la respiración
 

Al inhalar y exhalar adecuadamente la energía aumenta, especialmente aquella vinculada con la sexualidad de cada individuo. El sistema de defensas está más fuerte y todas las células llevan a cabo sus funciones de manera adecuada. En general, el cuerpo funciona de forma más eficiente y hay un mejor rendimiento sexual.


Un proceso respiratorio óptimo permite tener suficiente oxígeno para que sea transportado por la sangre y el cerebro, lo que potencia la capacidad mental; es una función automática. Sin embargo, es casi la única que se puede controlar. Haciendo esto se activa la corteza cerebral, una parte más sofisticada del cerebro, por lo que al final es un ejercicio mental.


La respiración también está relacionada con el sistema nervioso, gracias a que al respirar profundamente el ser humano está más calmado, con claridad mental y estable emocionalmente. Además, el inhalar y exhalar está relacionado con lograr la satisfacción consigo mismo y la conexión entre lo físico y lo mental en el ámbito sexual.


Al vincular el Pranayama con los masajes eróticos estaremos potenciando su efectividad, permitiendo preparar el cuerpo y el espíritu para el total disfrute sexual. Una manera de sentir este vínculo tan estrecho entre respiración y sexualidad es de la mano de Tantra Secret Spa, centro que ofrece un espacio ideal para experimentar el poder que tiene una adecuada respiración en el disfrute sexual.


Estudios revelan que el desarrollo de enfermedades está ligado a la respiración, por lo que, además del beneficio erótico, el Pranayama implica numerosas ventajas, como aumento de la capacidad pulmonar, obtención de tranquilidad y paz mental, mayor resistencia física y mejor manejo de la ansiedad y el estrés.
 

Además, al controlar la respiración es posible tener una digestión óptima y un sueño reparador. En consecuencia, la implementación de la técnica del Pranayama permite una mejor calidad de vida y un disfrute pleno de la sexualidad.
 

La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress