Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
La Tribuna (Internacional)
Jueves, 10 de mayo de 2018
Las bandas terroristas más letales del mundo se alían en Afganistán

Talibanes, Estado Islámico y la Red Haqquini llenan Kabul de cadáveres

Guardar en Mis Noticias.

[Img #13926]

 

Durante las últimas horas, un mínimo de 11 personas han muerto, y decenas más han resultado heridas de diferente gravedad, en los diferentes atentados que islamistas del autodenominado Estado Islámico de Khorasan -ISK- (leales al autodenominado Estado Islámico) y terroristas talibanes han llevado a cabo en el corazón de Kabul, la capital de Afganistán.


El ISK ha reclamado la autoría del atentado contra la comisaría de policía del Distrito 13 y los talibanes han reivindicado ataques a lugares cercanos al Banco Asiático para el Desarrollo y a la comisaría del Distrito 10 en Share Naw.


A pesar de que, hasta la fecha, los talibanes y los terroristas del Estado Islámico mantenían una lucha casi fraticida por ocupar territorios que consideran esenciales para la expansión y solidez de su influencia, todo apunta a que los ataques de las últimas horas habrían sido coordinados entre ambas organizaciones, consideradas como dos de las bandas terroristas más letales del mundo. Esta constatación, que ya pocos se atreven a cuestionar, supone una gravísima amenaza para el Gobierno afgano, que apenas controla una cuarta parte del país después de una guerra que dura ya casi 18 años. De hecho, solo durante la última semana han muerto 2.100 personas en Afganistán, muchas de ellas miembros de las fuerzas de seguridad, según datos proporcionados por el ministro de defensa, Tariq Shah Bahrami.


Por si todo esto fuera poco, los servicios secretos afganos han confirmado que la Red Haqqani, una organización terrorista con base en Pakistán y cercana a los talibán, también habría tomado parte en los ataques de los últimos días. Así es Kabul: un territorio devastado en manos de terroristas islamistas, señores de la guerra, traficantes de drogas, fuerzas de seguridad corruptas y todo tipo de criminales.


La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress