Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Íñigo Caballero
Lunes, 2 de julio de 2018

Watch list II

Guardar en Mis Noticias.

En nuestro anterior artículo Watch List I terminábamos con las mineras de dos metales de moda, el cobalto y el vanadio.


Toca ahora el turno a las mineras de cobre que durante el 2017 y parte del 2018 han vivido rentabilísimos momentos y ahora su futuro viene eclipsado por el miedo a que los aranceles de Trump y, en concreto a su particular guerra comercial con China afecte al metal rojo cuya suerte depende del gigante asiático que consume dos tercios de la producción mundial.
 

Hace un par de semanas el cobre rondaba los máximos de finales de 2017 y 2018 sobrepasando su valor los 3,30 US $ la libra.


Este precio es absolutamente fantástico para las mineras y como solemos escribir, es para forrarse.
 

Y alcanzado estos 3,30 $ las productoras del metal rojo se frotaban las manos pensando que eso era eterno. Pues no, la insistencia de Trump ha llevado no solo la inquietud a operadores y productores, sino que en menos de dos semanas se ha pasado del verde intenso al dramático rojo.
 

El precio del metal en poco más de una semana ha pasado de esos 3,30 $ a 2,97 $, un descenso del 10% nada menos.
 

Y las cotizaciones de estas mineras han bajado desde la semana pasada, pero, no tanto como deberían haberlo hecho ya que las perspectivas son inciertas y el cobre puede verse sumido en una cuesta abajo peligrosa.
 

Así el Informe Semanal de COCHILCO sobre el precio del cobre correspondiente a la semana del 25 al 29 de junio:
https://www.cochilco.cl/Mercado%20de%20Metales/MERC%202018%2006%2029.pdf
 

Destaca los riesgos motivados por la guerra comercial entre USA y China terminen desatando una crisis económica mundial.
 

Los expertos de COCHILCO, debido a que Chile es el mayor productor mundial de cobre desde hace más de 80 años opinan con autoridad por su enorme experiencia en este metal.
 

Advertimos que, aunque las perspectivas del cobre se observan a la baja, al cerrarse el trimestre 2Q 2018 con unos precios excelentes para las productoras del metal, van a presentar unos beneficios satisfactorios y en el caso de alguna mediana o pequeña minera, resultados hiper- brillantes.
 

Por el momento, nuestra recomendación, hasta que el precio del cobre se estabilice en el nivel que sea, lo mejor es abstenerse de comprar mineras de este sector, aunque, quizás a corto plazo las cotizaciones puedan recibir un impulso notable.
 

En bolsa nos interesa más la tendencia a medio plazo que ese afán por conseguir ganancias a muy corto plazo.
 

Acciones de mineras de cobre
 

El interés lo hemos centrado en pequeñas mineras canadienses – tenemos una querencia hacia ese país … - como son Copper Mountain Mining (CMMC) y Taseko Mines (TGB) en la bolsa de Nueva York y (TKO) en la de Toronto.


Seguimos confiando en ellas con vistas a la recuperación del precio del cobre y con una perspectiva de largo plazo. Sin embargo, creemos con firmeza que las cotizaciones a un plazo de un par de meses podrían ser inferiores a las actuales.
 

El principal problema de estas dos pequeñas mineras es su endeudamiento que si no es elevadísimo es lo suficiente para una depresión profunda y larga en el precio del metal rojizo se las lleve por delante.
 

La tercera minera del cobre es Teck Resources (TECK) y sus acciones de clase B. Cotizan en NY y en Toronto.
 

Escribimos en estas páginas que TECK es una minera de gran tamaño cómo no, canadiense, que le pega a todos los minerales sobre todo al cobre, al zinc y al carbón siderúrgico que tiene unas variaciones de precios enormes. Ahora, desde principios de 2018 tiene un porcentaje del 20% en el proyecto de arenas petrolíferas de Fort Hills en sociedad con Total y Suncor. Este proyecto con una proyección de más de 50 años aportará unos beneficios sustanciosos a TECK todavía no contabilizados ya que Fort Hills estará a pleno rendimiento a finales de 2018.
 

A nuestro modesto entender TECK se encuentra un poco caro, pero sus perspectivas con el petróleo pesado de FH a la vista es una apuesta segura por su posición de liquidez, escasa deuda comparada con sus recursos propios y su enorme capacidad de generar beneficios.
 

Hay que seguir a TECK y tener preparada la escopeta por si se pone a tiro. La crisis del precio del cobre no tendría que afectarle demasiado. Pero, pero, hay que ser prudentes.
 

Hay una cuarta minera, canadiense – perdón – HUDBAY Minerals (HBM) que posee minas de cobre y zinc. No sabemos cuál es la razón, pero su precio de menos de 8 $ CAD es muy barato. Analizamos la situación de HBM porque pensamos es una buena minera a un precio barato. El que no pare de bajar con el precio del cobre a estos excelentes niveles, es para reflexionar.
 

Hay, por supuesto, las grandes productoras de cobre como Glencore y FreePort Mc Moran con grandes deudas y no tan bien gestionadas como las tres canadienses antes mencionadas que nos gustan muchísimo más.
Las commodities y su posible crisis

 

En más de un escrito comentábamos cómo el ciclo de las materias primas lleva su propio ecosistema muy diferente al ciclo general de la economía.
Cuando esta se encuentra en plena expansión los metales básicos como cobre, zinc, níquel, estaño, plomo y aluminio se mueven al alza con fuerza.

 

Dejamos fuera de los metales básicos a los metales preciosos, oro, plata, platino y paladio y de las materias primas la ponemos en apartado especial al petróleo que va por su lado.
 

También dejamos fuera de los metales básicos al litio, cobalto, vanadio, molibdeno, bismuto y al manganeso.
 

De este manganeso debemos ocuparnos de forma primordial en un artículo porque las perspectivas de sus mineras, creemos que no van a depender del ciclo de los metales básicos, sino que puede ir por su lado y a contracorriente de los demás.
 

Y siguiendo con el ciclo de las commodities – en general – un previsible descenso anticiparía su final y el comienzo de la gran recesión.
 

Las commodities tienen un ciclo más corto que el de la economía general y de la misma manera que empiezan su subida ya bien consolidada la economía, más tarde se anticipan a las crisis.
 

Piense el lector que no solo hablaremos de metales y mineras sino lo hemos hecho como aperitivo para explicar nuestra opinión sobre ese mencionado ciclo de las materias primas que puede que nos señale un acontecimiento difícil de prever como es el final de este largo ciclo de bonanza económica y que, casi siempre se desencadena cuando nadie lo prevé.
 

Seguiremos hablando del Gobierno…

La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress