Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
www.latribunadelpaisvasco.com
Miércoles, 1 de octubre de 2014
Avance las primeras páginas del libro

“La CIA y los servicios secretos alemanes diseñaron la Transición en España”

El general Manuel Fernández-Monzón presenta “El sueño de la Transición”.

[Img #4965]El general Manuel Fernández-Monzón y el historiador Santiago Mata han presentado el libro “El sueño de la Transición” ("La Esfera de los Libros"), un ensayo sobre la labor de los militares y los servicios de inteligencia que hicieron posible el caminar de la Dictadura a la democracia. (Leer primeras páginas del libro al final de esta información).   “Por mi trabajo en el servicio de inteligencia de aquella época conocí esos primeros movimientos de lo que llegaría a ser la Transición. Este libro pretende constituir un homenaje a los militares que, en la sombra difícil y complicada del SECED ―Servicio Central de Documentación―, llevaron adelante la gigantesca tarea de la preparación y diseño de la Transición, haciendo imperar el cambio por la vía de la reforma”, afirma el general.

 

La desaparición de dos de los protagonistas de la Transición ―Adolfo Suárez por defunción y el rey Juan Carlos por abdicación― ha movido al general Manuel Fernández-Monzón a publicar sus recuerdos y documentos de aquella época en la que trabajaba en los servicios de información militares. Con ayuda del historiador Santiago Mata, en este libro rememora el diseño de las operaciones militares que, bajo la inspiración de la CIA y del servicio secreto alemán, debían garantizar un cambio de régimen pacífico. Basándose en los informes que escribió entonces para los dirigentes políticos españoles ―más que en recuerdos manipulables― subraya los aciertos y defectos de un proceso que va desde los primeros años setenta hasta el 23 de febrero de 1981.

 

El general Monzón dice en la introducción del libro: “Parece llegado el momento oportuno de acotar y puntualizar la actuación de Adolfo Suárez y el rey Juan Carlos en la ejecución de la Transición del franquismo a la democracia, que fue brillante pero en cuya previsión, preparación y diseño al mayor detalle, desde cuatro años antes, nada tuvieron que ver. El guion se produjo, se diseñó, se elaboró y se concretó hasta el más mínimo detalle a partir del 27 de febrero de 1971, cuando visitó España el general  Vernon Walters como embajador volante del presidente de Estados Unidos, Richard Nixon”.

 

La principal revelación de “El sueño de la Transición” es que los problemas que aquejan a la España actual ya estaban entonces de manifiesto y que entonces, como ahora, “la clase política no tuvo valentía para decir la verdad a los españoles”. Donde se siguieron las pautas marcadas por los expertos en inteligencia, la Transición fue un éxito. Sin embargo, en lo que no fue previsto, se improvisó o se contradijo a los consejeros: un fracaso. Las autonomías, el terrorismo, la falta de discusión y consenso sobre la monarquía o el papel del Ejército y, sobre todo, el afán por contentar a la izquierda en una derecha carente de líderes y de valores han demostrado ser demonios familiares que amenazaban y siguen amenazando a la democracia española.

 

El general Manuel Fernández-Monzón Altolaguirre (Madrid, 1934) ingresó en la Academia General Militar en 1950 y en la Escuela de Estado Mayor en 1957. En 1966 se licenció en Derecho por la Universidad Complutense y fue nombrado secretario general del Servicio de Contraespionaje. En 1972 ingresó en el recién creado Servicio Central de Documentación de la Presidencia del Gobierno, conservando su destino en el Alto Estado Mayor. Ascendido a comandante, fue destinado a la Segunda Sección (Económica) del AEM, donde dirigió el Departamento Energético. En 1980 ascendió a teniente coronel y fue nombrado director del gabinete y portavoz del ministro de Defensa Agustín Rodríguez Sahagún, confirmándole en ese mismo cargo en 1981 el nuevo ministro de Defensa, Alberto Oliart. En 1988 ascendió a general de Brigada de Infantería, obteniendo el mando de la Brigada Mecanizada Maestrazgo nº 3 y el cargo de gobernador militar de Murcia y Cartagena. Su último cargo militar fue el de subdirector de la Escuela Superior del Ejército y jefe de la Escuela de Mandos Superiores.

Noticias relacionadas
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress