Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Raúl González Zorrilla. Director de La Tribuna del País Vasco
Viernes, 24 de octubre de 2014
“El padre de la arqueológica moderna, Edward Harris, apoya los descubrimientos del polémico yacimiento de Iruña-Veleia”

Antonio Arnaiz Villena: “El euskera tiene mucho en común con lenguas como el bereber, el guanche, el egipcio y el dogón”

Noticia clasificada en: Euskera

[Img #5089]Catedrático en la Universidad Complutense de Madrid, Antonio Arnaiz Villena es actualmente uno de los principales inmunólogos españoles, destacando además por sus investigaciones sobre la historia genética de los grupos étnicos e hipótesis lingüísticas alternativas. Hasta la fecha ha publicado 351 artículos científicos en diferentes revistas internacionales, en su mayor sobre estos temas.

 

Antonio Arnaiz Villena, de cuyo prestigio académico dan cuenta las 43 tesis doctorales que ha dirigido, es conferenciante invitado del Collège de France-Paris y de las Academias Reales de Francia e Inglaterra, y es, junto con Jorge Alonso-García, el artífice de una metodología propia, descrita aquí, que utiliza el euskera moderno para descifrar lenguas antiguas de la región mediterránea y de Oriente Próximo. Entre las lenguas que estos dos autores consideran emparentadas con el euskera en base a sus trabajos de investigación se encuentran  el antiguo egipcio, el hitita, el sumerio, el hurrita, el ugarítico, el akkadio, el fenicio, el guanche y el elamita.

 

Arnaiz y Alonso postulan que todas estas lenguas forman una rama "Usko-mediterránea" de la hipotética macrofamilia dené–caucásica, que ellos extienden para incluir a las lenguas bereberes del norte de África, que son clasificadas casi universalmente por los lingüistas como lenguas afroasiáticas.  En este sentido, los trabajos de Arnaiz y Alonso contradicen el grueso de la investigación sobre egiptología, estudios indoeuropeos, y filología semítica, sumeria y mesoamericana.

 

Se pueden compartir o no las tesis de Antonio Arnaiz Villena, pero lo que no puede negarse es su sólida preparación científica, su larga experiencia docente y su rigor profesional.  Siempre abierto a la discusión, al debate y al contraste de pruebas, el discurso de este hombre, autor también de libros como “El origen de los vascos y otros pueblos mediterráneos” o “Minoicos, cretenses y vascos”, es siempre enriquecedoramente provocador, apasionado, diferente y contundente. Esta entrevista, construida a base de correos electrónicos, “whatsapp” y llamadas telefónicas, es un buen ejemplo de ello.

 

De una forma esquemática,  ¿cuál es su planteamiento en cuanto al origen y la expansión del euskera?

Existe un grupo de lenguas en la zona mediterránea desde, al menos, la época en que era un muy poblado refugio glaciar hasta unos 10.000 años antes de nuestra era.  Con el retiro de los hielos hacia el norte, los seres humanos subieron también desde el Mediterráneo hacia el Norte de Europa y las Islas Británicas (sin excluir, expansiones realizadas también en otras direcciones).

 

Nosotros hemos definido el grupo de lenguas habladas por estos pobladores como “Usko-mediterráneas” y  “de sustrato mediterráneo” por el prestigioso lingüista alemán Jürgen Untermann, fallecido hace unos meses. Este sustrato “euskérico” se encuentra por toda Europa e incluso en lenguas amerindias.

 

¿En qué consiste el concepto de cultura “Usko-meditarránea que usted ha planteado en diversas ocasiones y qué papel desempeña éste para comprender el origen y la evolución del euskera?

La evolución del euskera ha sido muy lenta y el latín es mucho más moderno y, probablemente, ha tomado muchos préstamos de las lenguas Usko-mediterráneas, como por ejemplo del etrusco. Entre estas lenguas encontramos al menos las siguientes: euskera, ibero-tartésico, guanche, etrusco, bereber, minoico, egipcio antiguo, hitita, eblaico, sumerio… Hay préstamos evidentes en el euskera, pero, por ejemplo, la palabra “ánima” se encuentra en varias lenguas Usko-mediterráneas, incluida el etrusco, de donde probablemente llegó al latín. Las pruebas de que el latín se hablase por la gente común son escasas. Más bien fue una lengua utilizada por religiosos y administradores después del Imperio Romano.

 

¿Hablar del origen del euskera es hablar del origen de los vascos (entendiendo este concepto como las personas que habitan en lo que hoy conocemos como País Vasco o regiones aledañas?

 

El problema lo ha creado un popular divulgador: el italiano Luigi Luca Cavalli-Sforza, que ha identificado falsamente genes y lenguas. Los primeros permanecen y las lenguas varían, por modas, imposiciones, guerras, etc. Los genes tienen, por lo tanto, una evolución diferente a las lenguas que muchas veces son impuestas o varían por modas. Por otra parte, la historia vasca concuerda con un aislamiento relativo, que se observa al estudiar la genética en lugares apartados como el Valle de Arratia. Por el contrario, los resultados no concuerdan si la muestra se toma, por ejemplo, en Bilbao, que es un foco de inmigración.

 

¿Es el euskera, como se afirma periódicamente, una lengua africana?

 

No, el euskera se puede identificar con el ibero antiguo. Ya se ha demostrado que los números íberos y euskeras son casi idénticos. Así mismo, nosotros hemos publicado un diccionario Ibérico-Euskera-Castellano, donde se observa cómo se puede traducir el ibero con el uso del euskera antiguo.

 

Como hemos dicho el euskera tiene mucho en común con el bereber, guanche, egipcio, y, probablemente, el dogón, todos ellos idiomas norteafricanos que serían lenguas “mediterráneas”o “Usko-mediterraneas”. En este sentido, se encuentran inscripciones rupestres íberas en Lanzarote y Fuerteventura, cuyo origen está aún poco claro.

 

¿Cómo rompe su planteamiento, que según tengo entendido también ha sido y es defendido, en todo o en parte, por otros autores, con la postura "oficial" en cuanto al origen del euskera?

 

El vascoiberismo (el ibero es el vasco antiguo) fue aceptado desde los primeros siglos de nuestra era por Flavio Josefo. Al pasar la Edad Media seguía siendo defendido por el Licenciado Poza, Astarloa, Larramendi y Humboldt. Hacia la mitad del siglo pasado surgieron dudas sobre esta teoría, planteadas por Antonio Tovar y Koldo Mitxelena. Estas que al principio eran solamente dudas, han creado un integrismo radical de negación de la relación del euskera con el ibero. Casi todos los profesores universitarios son hoy practicantes de este radicalismo; los que han disentido se han quedado de profesores de Institutos de Enseñanza Media. Esta radicalización también ha calado en Euskaltzandia.

 

Sin embargo, tanto la Asociación de profesores y lingüistas catalanes  y la Asociación vasca Euskararen Jatorria apoyan el vascoiberismo. Esta última asociación celebró un congreso el pasado mes de mayo en Gernika donde intervinieron filólogos portugueses y españoles, defendiendo el parentesco entre el euskera y el ibero.

 

¿Cómo han reaccionado las instituciones políticas y culturales del País Vasco ante sus planteamientos?

 

El profesor Joseba Lakarra y su entorno han sido bastante abruptos contra el vascoiberismo. Otros profesores universitarios, incluso de la Universidad del País Vasco (UPV), mantienen un anti-vascoiberismo matizado. Hay debate, lo que siempre es bueno.

 

¿Cuál es su posición ante lo ocurrido con el yacimiento arqueológico de Iruña-Veleia?, ¿Afecta éste, de alguna manera, a su teoría sobre el origen y la evolución del euskera?

 

Me parece que ha sido un desastre metodológico. Los catedráticos de lengua Joakin Gorrotxategi y Joseba Lakarra, y el actual director arqueológico del yacimiento, Julio Núñez, también catedrático de la UPV, redactaron informes, junto con otros, que llevaron a políticos de Eusko Alkartasuna a acusar de falsificación las inscripciones encontradas. En principio, los grafiti hallados en Iruña-Veleia apoyan el vascoiberismo, puesto que hay inscripciones claramente ibéricas.

 

El experto que ha descubierto la metodología arqueológica moderna, Edward Harris, apoya sin reservas los descubrimientos y la metodología aplicada en Iruña-Veleia, y hace una crítica feroz de las metodologías destructivas e inquisitoriales utilizadas para acusar de falsificación, en base a opiniones, sin prueba objetiva alguna, a los directores iniciales y descubridores de Iruña-Veleia

 

Estos materiales y su metodología se deben poner en manos de científicos: ni los jueces, ni los políticos pueden resolver las problemáticas que surjan.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
11 Comentarios
Eginhardo
Fecha: Viernes, 12 de mayo de 2017 a las 23:00
Bueno bueno. Lo de que la posición "oficial" acerca de los hallazgos de Veleia puede ser errada, eso es bastante probable, pero sus teorías acerca de la relación del euskera con las lenguas africanas son pseudocientíficas. Carecen por completo de base.
Javier
Fecha: Jueves, 22 de septiembre de 2016 a las 00:36
La "metodología" de Jorge Alonso no tiene ni pies ni cabeza, pues "traduce" sin ningún criterio, va según le parece.
No tiene base para hablar del vasco antiguo, pues incluye cantidad de palabras latinas, romances, germanas, árabes, hebreas, iranias...
En ningún momento presenta una tabla de cómo se declinaba y conjugaba en los presuntos parientes del vasco, ni de correlaciones léxicas entre éste y ellos.
Una pena.
April Bantasan
Fecha: Martes, 8 de marzo de 2016 a las 16:23
Creo que no tiene ninguna valor las elucubraciones de Arnaiz Villena. La mejor teoría entorno al vasco parece ser la del lingüista francés Michel Morvan.
RB
Fecha: Martes, 22 de septiembre de 2015 a las 10:05
En el País Vasco se está produciendo una estigmatización de las personas que no hablan euskera. Se prioriza el euskera ante temas exclusivamente técnicos y esto se está dando en todas las instituciones públicas del GV.
Jose
Fecha: Miércoles, 5 de noviembre de 2014 a las 21:17
A ver, los de La Tribuna. ¿por qué dais eco a un comentarista como el anterior, que firma con pseudónimo y no hace más que insultar? Que le den al Por favor...
Por favor...
Fecha: Miércoles, 5 de noviembre de 2014 a las 18:19
La Tribuna del Pais Vasco.
Nuevas ideas. Nuevas estupideces.

Perdón, nuevas no, son las mismas estupideces de siempre, de los mismos de siempre...
Anónimo
Fecha: Lunes, 27 de octubre de 2014 a las 17:27
He estudiado durante años el origen del euskera. Para mí que es un idioma que desciende de la lengua tartessica. Creo,además, que Antonio Arnaiz ya lo escribió en alguno de sus ensayos
Cristi
Fecha: Sábado, 25 de octubre de 2014 a las 18:42
Curioso, muy curioso
Jon
Fecha: Viernes, 24 de octubre de 2014 a las 23:17
Yo tb puedo decir que el euskera viene de la Atlántida y que los vascos somos el eslabón perdido entre extraterrestres y humanos. Tiene el mismo peso argumental que el de ese señor
Manu
Fecha: Viernes, 24 de octubre de 2014 a las 21:22
Muy buena e interesante entrevista. Nunca había oído nada parecido con respecvto al euskera
Lluvia
Fecha: Viernes, 24 de octubre de 2014 a las 18:22
Interesantísima entrevista. Alguien nos está tomando mucho el pelo con el tema del euskera.¡Y no miro a nadie!

La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress