Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Ernesto Ladrón de Guevara
Lunes, 3 de octubre de 2016

Y más aún sobre inmersión lingüística y euskera

Noticia clasificada en: Euskera

Tenía pensado hacer una valoración sobre las elecciones vascas y sobre la crisis del PSOE, pero ¿qué se puede decir que no se sepa?  Lo del PSOE  era una muerte anunciada, pero no ahora, por lo de Sánchez, que es simplemente aberrante, sino desde que el PSOE dejó de mantener sus elementos identificadores que son los de la moderación socialdemócrata y se echó al ruedo nacionalista a competir con los de la pata negra independentista.

 

Desde ese momento los socialistas dejaron de serlo en sentido estricto para convertirse en una especie de espantapájaros formado por indumentarias de diferente color y forma. Lo demás, ni hablar. Lo del PP vasco un desastre de quita y pon, vienen unos y se van otros, quitan a otras sin justificación alguna dejándoles en el limbo del silencio, se ponen los caciques ya acostumbrados  al quítate tu para ponerme yo….,- para qué hablar-.  Y de los antisistema, que quieren borrar de nuestra historia próxima la gloriosa etapa del constitucionalismo…, como los otros que acosaban, mataban y estaban especializados en artificios varios; mejor ni hablar. En este panorama cómo no va a eternizarse Urkullu, un hombre gris pero prudente, cosa que hasta yo que soy profundamente antinacionalista agradezco. De seguir así se están convirtiendo en los amos de la barraca, pasando de ser partido-guía a dueños y señores de la cosa vasca.  Todo muy aburrido, pero como puede ser empeorable, mejor que bostecemos.

 

No, no voy a hablar de política, que, seguro que ustedes están saturados del tema. No más que yo, se lo aseguro.

 

Vamos a seguir con la retahíla de artículos sobre educación, política lingüística y euskera, que eso sí nos condiciona realmente nuestras vidas, no en el corto plazo, sino a medio y largo, y, al final forma parte de las circunstancias vitales que sí son importantes.

 

Revisando los papeles me he encontrado con una sentencia como efecto de un recurso de la Plataforma por la Libertad de Elección Lingüística, ahora en paradero desconocido, contra un decreto de 2009 del Gobierno Vasco que pretendía poner el euskera como única lengua de aprendizaje en los centros educativos; que era tanto como imponer la inmersión lingüística con carácter generalizado y único.

 

La sentencia dice así… “La  Sala acuerda:  Estimar parcialmente  la solicitud de suspensión del artículo 20 del  D. 23/2009  de3 de febrero de 2009 accediendo a la suspensión de la vigencia del inciso:  ‘El euskera será la principal lengua vehicular en el ámbito escolar’”

 

Es evidente que la Sala de lo Contencioso-Administrativo entendía de la única manera posible, es   decir, proteger el   derecho de los padres a elegir el modelo de educación, y por tanto la lengua en la que desean educar a sus hijos.

 

Ese paradigma debería haber quedado para siempre entre nosotros, sin embargo la realidad de los hechos es que, muy al contrario, se ha hecho lo que siempre en estos casos, vulnerando de facto el espíritu de las leyes, es decir, llevando a la práctica esa aplicación de la inmersión generalizada, salvo en el caso de los guetos, es decir aquellos centros que recogen todo lo residual de la sociedad. Para éstos sí hay respeto a su lengua materna, lo que es correcto, si no fuera porque son y serán guetos, por muchas proclamas alambicadas que se hacen para resolver esta situación de clamorosa exclusión. ¡Fariseos, más que fariseos!

 

Pero no es de extrañar. Los nacionalistas son maestros en el  ejercicio de aquel axioma que dice que “haz tu la ley que ya haré yo el reglamento”,  es  decir, la  sutil aplicación del medieval “Pase  foral” o “Se acata pero no se cumple”.   Son maestros en eso del cinismo pragmático, habida cuenta de que todo lo que viene de Madrid está afectado por un fuerte estrabismo, y no hay oculista que lo arregle.

 

¿Y por qué el nacionalismo tiene tanto empeño en esto?

 

No voy a ser yo el prestidigitador que se saque las cosas de la chistera. Veamos lo que decía el PNV  en uno de sus programas electorales (Institución Sancho El Sabio  ATV 5320):

 

“NUESTRO FUTURO ESTÁ EN NUESTRO SISTEMA EDUCATIVO:

 

[…]  Es necesario continuar con la ampliación de la oferta de los modelos D y B  siendo obligación del Gobierno implantarlos  tanto en la red privada como en la pública. Para ello será necesario continuar y desarrollar más los programas dirigidos a la captación en euskera del profesorado.  Los centros escolares de todas las redes deben ir adecuando su personal a la progresiva demanda de educación en modelos B y D[…]”

 

“PROYECTO DE PONENCIA.  Cultura, educación y política lingüística    (FSS.  ATV 13473)

 

Euskaldunizar la Educación Pública:  Todas las administraciones públicas deberán elaborar sus catálogos de puestos de trabajo determinando el nivel mínimo de conocimiento que se requerirá  para el desempeño, de manera que sólo podrán acceder a los mismos quienes lo acrediten”[…]

 

Política lingüística:   El euskera es también el principal signo distintivo de nuestro pueblo, la manifestación más característica de  su identidad, a la que Euskalerria debe su mismo nombre y, en gran medida, su extensión del euskera en nuestra sociedad es una exigencia inexcusable para todo abertzale y el fundamento de la pervivencia y el futuro de nuestro pueblo[…]

 

Por  último el euskera es la lengua nacional de Euskadi. El proyecto de reconstrucción de Euskadi está indisolublemente ligado al euskera, y no podemos aceptar ni para nosotros ni para nuestros descendientes una Euskadi sin euskera.[…]

 

[…] En segundo lugar, y como consecuencia de lo que antecede, la escuela tiene la finalidad de euskaldunizar a los niños que desconocen el euskera, tarea gigantesca que hay que acometer con objetivos claros y con paso firme y seguro.

 

El tercer objetivo será hacer del euskera el idioma de la escuela […] El modelo empleado ha sido el euskera unificado[…]

 

“Buizkerea.  Euskerea:

 

Educación vasca, ¿Cuál es la realidad?  (p. 23)

 

Hablando de euskera en la escuela vasca -tema al que hemos de dedicar un próximo artículo-, habíamos pensado que la pérdida del alma vasca había precedido a la desaparición del euskera; que en la rehabilitación de éste dependía de la resurrección de aquella, no de tales o cuales leyes generales dependientes de la lingüística; que la vida del euskera nos era entrañablemente afecta, e incuestionablemente necesaria como objetivo nacional, pero también como síntoma revelador del resurgimiento nacional. Y para esto último venía la escuela vasca.   (Eskibel)”

 

“Se trataba de hacer de la escuela,  política, en el sentido elevado de esa palabra. Escuela de ideales nacionales, de reconstrucción nacional, de propósito nacionalizador, de cultivo diferencialista.

 

Queríamos establecer una consecuencia directa, lógica, entre la declaración doctrinal nacionalista, al parecer, cordialmente arraigada, y su aplicación práctica a uno de los problemas nacionales: la educación.

 

Porque, ¿podríamos hablar de educación vasca si el nacionalismo no llevara en sí mismo la exigencia de una formación ideológica y sentimental adecuada?   Y si, en el orden político, la doctrina nacionalista no tuviera más alcance en su realización que las posibilidades que de antemano se pueden prever o hubiera de atemperarse al sentimiento de los elementos retardatarios y de los alienígenas ¿tendríamos nacionalismo?

 

Cada planta su cultivo; cada nación su sistema educativo.”

 

Creo que con estas citas deslavazadas por exigencias de espacio, queda claro cuál es el papel instrumental de la escuela, y la importancia que el euskera ha tenido en ello para el mundo nacionalista.   Estos textos no son recientes, pero muestran el largo y pertinaz trabajo desarrollado en la nacionalización del sistema escolar vasco, con un fuerte carácter adoctrinador.

 

Lo lamentable es que la masa de la población sea ajena a esa instrumentalización o le de igual.  (Primun  vívere et puis filosofare).

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress