Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
www.latribunadelpaisvasco.com
Martes, 3 de enero de 2017 | Leída 210 veces

Una encuesta realizada entre más de un millar de científicos revela que la mayoría de éstos es escéptica en relación al calentamiento global

[Img #10457]

 

Cada vez más científicos de todo el mundo se muestran escépticos alrededor de lo que se conoce como el “calentamiento global” y, según una encuesta recordada ahora por la revista Forbes, esta opinión está a punto de alcanzar el “consenso” entre los especialistas.

 

El sondeo, en el que participaron 1.077 científicos, concluye que apenas el 36% de los geocientíficos y de los ingenieros cree que los seres humanos están creando una crisis de calentamiento global. Por el contrario, una gran mayoría de los expertos interrogados opina que la propia naturaleza es la causa principal del calentamiento global reciente y se muestra convencida de que el calentamiento global “no será un problema muy serio en el futuro”.

 

Los resultados de la encuesta mostraban que los geocientíficos (también conocidos como científicos de la tierra) y los ingenieros tenían opiniones similares a los meteorólogos, teniendo en cuenta otros dos estudios recientes de meteorólogos que revelaron un escepticismo similar ante las afirmaciones alarmistas sobre el calentamiento global.

 

Los datos del estudio ahora citado por Forbes ponían de manifiesto que solamente el 36% de los científicos encajaría en lo que se define como el modelo “Cumplir con Kyoto”. Los investigadores encuadrados en este grupo "expresan la fuerte creencia de que el cambio climático está sucediendo, que no es un ciclo normal de la naturaleza, y que los seres humanos son la causa principal o central".

 

Los autores del informe explican, sin embargo, que la abrumadora mayoría de los científicos puede encuadrarse dentro de otros cuatro modelos, cada uno de los cuales reniega de “las afirmaciones alarmistas sobre el calentamiento global”.

 

El 24% de los encuestados encajaría en el modelo "La naturaleza es abrumadora”. Éstos, en su estructura diagnóstica, "creen que los cambios climáticos son ciclos naturales y normales de la Tierra". Además, "no están de acuerdo en que el cambio climático suponga un riesgo público significativo y no ven que éste pueda tener algún impacto en sus vidas personales".

 

Otro grupo de científicos encajaría en el marco de los denominados "Fatalistas". Estos científicos, que comprendían el 17% de los encuestados, "diagnostican el cambio climático como fruto de la actividad humana y de la evolución de la naturaleza”. Los "Fatalistas" consideran el cambio climático como un riesgo público bajo, con poco impacto en su vida personal. Son escépticos en relación al actual debate sobre el cambio climático y se preguntan algo básico: “¿Cómo puede alguien actuar si la investigación está sesgada?”.

 

Otro grupo importante de científicos, que reunía al 10% de los encuestados, encajaba en el modelo denominado como de "Responsabilidad Económica". Estos científicos "diagnostican el cambio climático como algo natural o causado por el hombre”. Pero, más que cualquier otro grupo, subrayan que la "verdadera causa del cambio climático es desconocida, ya que la naturaleza está cambiando para siempre e incontrolable”. Los expertos que se incluyen en este grupo niegan que pueda existir algún riesgo público importante y, por supuesto, rechazan que el “calentamiento global” pueda tener algún efecto en sus vidas.

 

Similar al colectivo encuadrado en “La naturaleza es abrumadora”, el grupo de los “Adherentes” tampoco creía que el cambio climático plantee algún riesgo significativo y no veía ningún impacto en su vida personal. Además, este colectivo creía que el Protocolo de Kyoto, y la regulación que le acompañaba, iba a dañar de una forma importante a la economía.

 

Un grupo final de científicos, que comprendía el 5% de los encuestados, encajaba en el modelo denominado "Activistas de Regulación". Estos científicos diagnosticaban el cambio climático como un fenómeno tanto humano como natural, “que plantea un riesgo público moderado, con un ligero impacto en su vida personal". Además, "también son escépticos con respecto al debate científico que rodea a esta cuestión”.

 

Según explica Forbes, un aspecto muy interesante de esta nueva encuesta es que informa sobre las creencias de los propios científicos, en lugar de servir de portavoz a los burócratas que a menudo publican declaraciones alarmistas sin consultar a los expertos. “Ahora tenemos meteorólogos, geocientíficos e ingenieros diciendo públicamente que son escépticos del calentamiento global, aunque los burócratas de las grandes organizaciones sean quienes habitualmente absorben a los medios de comunicación para crear alarma y conseguir nuevas subvenciones”, aunque para ello tengan que “decir lo contrario de lo que los científicos realmente creen”.

 


 

 
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
2 Comentarios
Simius
Fecha: Martes, 3 de enero de 2017 a las 20:44
Pamplinas
Silvia Mistral
Fecha: Martes, 3 de enero de 2017 a las 19:31
Completamente falso. ¿Cómo se hizo la muestra, eligiendo a los científicos de Exxon Mobil y seguidores de Trump? Hay más de 1077 que piensan lo contrario. https://www.skepticalscience.com/global-warming-scientific-consensus-intermediate.htm
http://www.ucsusa.org/our-work/global-warming/science-and-impacts/global-warming-science

La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress