Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Ernesto Ladrón de Guevara
Sábado, 25 de febrero de 2017 | Leída 1248 veces

La conquista de Euskalherria

[Img #10859]

 

Algunos datos de referencia.

 

Nos vamos una vez más a Navarra. Son datos oficiales del Gobierno euskalherritarra de Navarra: el 76,7 % de los navarros desconocen completamente el euskera; el 87,6% de los habitantes del viejo Reino habla siempre o casi siempre en castellano. Es decir, se puede decir con rigor que prácticamente nueve de cada diez navarros hablan la misma lengua con la que está escrito este artículo. Usan el euskera con más frecuencia que castellano el 11,6 %, localizándose éstos en la franja norte de Navarra, zona calificada como vascohablante. El 10,3 % está calificado como vascohablante pasivo, si bien este término nunca me ha gustado pues he conocido personas que con decir “agur” se autoproclamaban vascohablantes pasivos en las encuestas. Teóricamente un vascohablante pasivo es aquel que entiende, pero no habla el euskera. En la práctica se falsean los datos, como casi toda la gente lo sabe en las Vascongadas.  Sin embargo, estos datos por sí mismos también son reveladores. Por eso la Ley del Vascuence en vigor, pero incumplida, clasifica el solar navarro por zonas, pues no es igual la zona próxima a Guipúzcoa que la Ribera, por poner ejemplos.

 

Considerando estos datos lo lógico sería respetar esa zonificación y eximir del euskera a aquellas comarcas en las que nunca ha habido el menor rastro de euskera. Mucho más cuando se trata de la escolarización de aquellos niños que por entorno cultural y legado familiar no oyen una palabra de euskera salvo que conecten la EiTB en sus televisores, que con tanto afán se ha encargado el Gobierno filoseparatista navarro de implantar en el espacio radiotelevisivo navarro.

 

Pero no ha sido así. En la actual campaña de prematriculación en los centros escolares se ha hecho una verdadera cruzada a favor del modelo D (íntegramente en euskera) en la enseñanza, por parte de ayuntamientos bilduetarras y Gobierno Foral. Me llega el dato de que han gastado 60.000 euros en dicha campaña, y se ha realizado con profusión un gira de persuasión por calles y plazas para poner en marcha líneas euskaltzales en los centros educativos.  Ya se sabe, se empieza con los infantes de dos años y esos niños ya irán subiendo creando líneas que con el tiempo vayan sustituyendo a las que tienen el castellano como lengua de aprendizaje,  es decir, la que corresponde con la materna de los niños.

 

Todo esto transcurre mientras se hacen homenajes a etarras caídos por la patria, y se inventan actos para el reconocimiento de las víctimas producidos por  grupos de “extrema derecha”. A los asesinados por  ETA ni mencionarlos, por supuesto. ETA parece que fue un grupo militar para la liberación del pueblo vasco, incluida Navarra. Interesante el tema.

 

Pues dicho esto, y pese al esfuerzo económico y el trabajo desplegado para tan benéfico fin de la extensión del euskera a machamartillo, solo tres alumnos se han preinscrito en la zona no vascófona navarra, en diferentes centros. Así que tocan a alumno por centro. No sería la única vez que se ha intentado meter con calzador una línea de modelo D con un solo alumno. Conozco el caso de un centro de Vitoria (San Martín) donde se intentó, pero hay verdaderas evidencias de las políticas rupestres y retorcidas de utilización de niños para crear estas líneas sin demanda.

 

Como se puede comprobar, la rentabilización de tamaña inversión brilla por su ausencia. Es por ese motivo por el que el Partido Popular de Navarra ha pedido la dimisión de Mendoza, el flamante consejero de Educación, que con tan primoroso y pertinaz empeño se ha dedicado a poner en marcha la conquista de Navarra para la construcción nacional de Euskalherria.

 

Esta tarea ejemplarmente desarrollada para tan benéfico fin como la separación de Euskalherria de España ha provocado un efecto inaudito, cual es que la enseñanza concertada suba considerablemente, sin haber tenido campañas similares de apoyo. Es decir, que el Gobierno de Barkos ha sido el mejor embajador a favor de la red privada concertada, en perjuicio de la pública. Y ello tiene una explicación claramente razonable cual es que la politización de la euskera pública provoca la huida de padres responsables que no quieren que se utilice a sus hijos de conejillos de indias para experimentos de construcción nacionalista.

 

Por este camino, la pública acabará como en el caso vasco, con un deterioro traducido en un resultado penoso en los informes PISA.

 

Pero esta semana pasada ha sido prolija en informaciones, como la que publicó La Tribuna del País Vasco del éxito judicial de un colectivo de padres de unas  guarderías de Pamplona contra el Ayuntamiento de Pamplona regido por Bildu.  A los niños que acudían a estas guarderías se les cambió el modelo lingüístico “manu militari” sin consulta a los afectados ni conformidad de la mayoría de éstos. El objetivo era implantar por la fuerza de los hechos -no por la razón jurídica- sendas líneas de  preescolarización en euskera, sin que lo padres lo hubieran solicitado.

 

Los padres acudieron a los tribunales, y el juez acaba de dictar sentencia dando la razón a los padres y desautorizando al Ayuntamiento que no tiene la competencia para hacerlo, pero mucho menos para atropellar el derecho de padres que exigen la atención a sus hijos en la lengua materna de  éstos, en castellano.  Dice el juez que el Ayuntamiento tiene competencias para gestionar, no para ordenar la oferta educativa ni planificarla. Y además incide en que el Ayuntamiento no ha cumplido la Ley del Vascuence, pues esta ley establece la voluntariedad en la elección del modelo de inmersión.

 

Como era de prever en los antisistema que rigen el Ayuntamiento, no se piensa acatar la sentencia y la han recurrido  -cómo no-. Para esta gente las razones de justicia no existen. Ellos no reconocen la justicia española, solamente se atienen a las leyes cuando éstas les favorecen. El alcalde está dispuesto a indemnizar los daños, pero no a corregir los disparates que la justicia intenta impedir. Claro es que con el dinero de los contribuyentes es fácil resarcir los daños. Las responsabilidades civiles y penales, así como las económicas, no existen en la mentalidad de estos regidores batasunos.

 

La oposición política, sobre todo PPN y UPN, podría hacer algo más que comunicados, pero no, eso es demasiado esfuerzo y están muy cansados.

 

Así están en Navarra. Todo es posible en la línea de lograr la gran Euskalherria y romper España. Los navarros deberán tenerlo en cuenta si quieren recobrar la normalidad y volver a ser lo que siempre han sido. Si no, lo tienen claro.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
2 Comentarios
Jacobo de Andres
Fecha: Jueves, 9 de marzo de 2017 a las 11:00
A Koldo Elespuru: La Tribuna del País Vasco es el único medio en Euskadi, y uno de los pocos del resto de España, que trata en profundidad cuestiones como la progresiva islamización de Europa o como la infiltración islamista en algunas de las principales ciudades europeas.

Dicho de paso, la amenaza islamista llega a Europa de la mano de los nacionalismos periféricos, que encuentran en los musulmanes más radicales aliados magníficos ara luchar "contra el estado", y de la mano de izquierda politica, mediática y cultural europea, siempre dispuesta a aliarse con los más sinvergüenzas para acabar con Occidente.

http://latribunadelpaisvasco.com/sec/mundo-global/observatorio-islamizacion-europea/

http://latribunadelpaisvasco.com/tm/tema/615/infiltracion-islamista
Koldo Elespuru
Fecha: Miércoles, 8 de marzo de 2017 a las 19:07
Bueno, parece que no es cierto lo que dices, de lo contrario el partido nfe Navarra foral y española habria arrasado en elecciones y es extraparlamentario. Igual deberias documentarte un poquico sobre la historia de la Lingua Navarrorun como llamaban los romanos al vasco.
Mejor que dediqueis esfuerzos a combatir el fascismomusulman que nos amenaza en europa en vez de seguir con discursos caducos antivascos que no tienen futuro. Mas despues de las decadas de Naparheid de los gobiernos de Navarra en contra de su lengua autoctona y favoreciendo siempre el castellano conquistador.
Adeitasunez
Koldo Elespuru.

La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress