Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

La Tribuna. Redacción.
Martes, 8 de abril de 2014
El empleo del vascuence solamente crece en los ámbitos sociales donde su uso es obligatorio. El 77% de las familias vascas habla español en el hogar

Los ciudadanos vascos utilizan menos el euskera en su vida privada que hace veinte años

Guardar en Mis Noticias.

[Img #2878]La obligatoriedad durante las últimas décadas de la enseñanza en euskera en las escuelas públicas vascas está dando sus resultados: más del 70% de las personas menores de 20 años que habitan en Euskadi dice ser euskadún, según los datos incluidos en el V Mapa Sociolingüístico del euskera elaborado por el Gobierno autonómico. El mismo estudio revela que la utilización del euskera como filtro nacionalista para alcanzar puestos en la administración pública también ha ofrecido sus frutos: el uso general del euskera ha aumentado en siete puntos en los últimos 20 años, pero, como no podía ser de otro modo, dicho aumento se ha producido sobre todo en los ámbitos formales (ayuntamientos, servicios de salud y mundo laboral) y no en el hogar.

Para Patxi Baztarrika,  viceconsejero de Política Lingüística del Gobierno de Íñigo Urkullu, esta podría ser "la paradoja más significativa" de la investigación llevada a cabo por el Gobierno del PNV,  ya que, si hace veinte años las familias donde ninguno de sus miembros sabía euskera eran muchas más que hoy en día, el uso del euskera en el hogar ha descendido en estos veinte años, y actualmente utiliza el euskera en el hogar solamente el 13'4% de la población, mientras que dicho porcentaje en 1991 era del 13'8%. El español es la lengua utilizada en los hogares vascos por el 77'1% de la población. 

 

Este dato, según Baztarrika,  pone de manifiesto dos ideas: "Por un lado, el aumento constante de la competencia lingüística en euskera de la población, producido durante las tres últimas décadas, no ha traído consigo un aumento del uso del euskera en el hogar, y, por otro lado, significa que los euskaldunes de hoy no utilizan el euskera en el hogar tanto como los de ayer", ha explicado.

 

Hay que recordar que, a pesar de que el oscurantismo administrativo, la falta de una ley de transparencia efectiva y la enorme multiplicidad de organismos públicos subvencionadores  hacen muy difícil la obtención de datos exactos sobre la cantidad económica que Gobierno vasco, diputaciones, ayuntamientos y organismos oficiales han dedicado a la promoción política del vascuence, diferentes estudios señalan que el dinero invertido de los presupuestos públicos en la imposición del euskera a lo largo de las dos últimas décadas podría situarse alrededor de los 6.000 millones de euros.


Noticias relacionadas
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress