Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
www.latribunadelpaisvasco.com
Domingo, 8 de noviembre de 2015
Autor de “La banda que escribía torcido”

Marc Weingarten: “El ‘Nuevo Periodismo’ surgió porque los tiempos estaban cambiando y se necesitaba una nueva forma de narrar la historia”

Guardar en Mis Noticias.

[Img #7361]El escritor, periodista, editor y cineasta Marc Weingarten es el autor de La banda que escribía torcido (Libros del K.O.), uno de los más recientes ensayos que se han publicado sobre el movimiento del “Nuevo Periodismo”.

 

El trabajo de Weingarten, ejemplar en su documentación, magnífico en su planificación y deslumbrante en su metódica exposición, es único como elemento de información y consulta, pero es, además, el relato fascinante de un tiempo ya ido para siempre en el que las redacciones de algunos de los principales periódicos y revistas norteamericanos vibraban al ritmo de unos años en los que todo parecía posible.

 

El propio Weingarten lo explica en la introducción a su libro. “Wolfe y muchos de sus contemporáneos reconocieron –algunos antes que la gran mayoría- un hecho destacado en el acontecer de los años sesenta: las herramientas tradicionales con las que se realizaban los reportajes resultaban inadecuadas a la hora de escribir los tremendos cambios culturales y sociales de aquella época. En un periodo de siete años había emergido, aparentemente de la nada, un grupo de escritores —Tom Wolfe, Jimmy Breslin, Gay Talese, Hunter S. Thompson, Joan Didion, John Sack, Michael Herr— para imponer un orden a todo aquel tumulto estadounidense. Cada uno a su manera. También se sumaron un par de plumas veteranas, como Truman Capote y Norman Mailer. Estaban allí para contarnos historias sobre nosotros mismos de un modo hasta entonces inaudito, historias sobre el estilo de vida de los años sesenta y setenta y sobre el sentido de todo aquello. Había mucho en juego. El tejido social se estaba desgarrando en fisuras, el mundo estaba patas arriba… Así que se convirtieron en nuestros sabios orientadores, nuestros heraldos, incluso en nuestra conciencia moral: en los nuevos periodistas, el movimiento literario más importante desde el resurgimiento de la literatura estadounidense en los años veinte”.

 

En una entrevista mantenida con La Tribuna del País Vasco, Marc Weingarten explica que fue este deseo de “contar historias de una forma diferente, novedosa e intelectualmente excitante”, lo que llevó al surgimiento del “Nuevo Periodismo”. “Los tiempos estaban cambiando”, afirma Weingarten, “y se necesitaba un nuevo vocabulario para narrar la historia”.

 

En su opinion, ¿cuáles fueron las principales características que definieron este movimiento?

 

- Una aproximación novelística a la historia que se deseaba narra. La puesta en marcha de intensos procesos de investigación que permitían a los periodistas presentar sus historias con una gran riqueza y profundidad de tono. También, el disponer de mucho espacio en las publicaciones para presentar los reportajes en toda su complejidad. Por otro lado, el “Nuevo Periodismo” diluyó las normas del “periodismo objetivo” en favor de aproximaciones a la noticia más subjetivas e impresionistas. “El Nuevo Periodismo” también solía hacer gala de cierto humor no hiriente.

 

Marc Weingarten reconoce que Tom Wolfe fue el arquitecto de todo el movimiento, aunque, en su opinión, también fueron escritores importantes de este grupo Hunter S. Thompson, “por su absoluta irreverencia y su empeño en escribir escandalosamente”, y Gay Talese.

 

¿Qué le hizo interesarse en el “Nuevo Periodismo”?

 

- Estos autores eran mis referentes, y crecí leyendo sus trabajos. Me gusta leer sus textos, incluso hoy. Todos sus trabajos son tremendamente entretenidos y divertidos.

 

¿Qué errores cometieron los “nuevos periodistas”?

 

- Algunos errores que cometieron, en su celo por convertirse en novelistas de no-ficción, consistieron en que se tomaron muchas libertades con los hechos. Esto, simplemente, no se puede hacer. En algunas pocas ocasiones pareció que estas “licencias” que se tomaban algunos “nuevos periodistas” iban a desacreditar enteramente al movimiento, pero éste sobrevivió.

 

¿Tiene un hueco el “nuevo periodismo” en las redacciones digitales’?

 

- Sin duda. Si se tiene el empeño necesario y la voluntad suficiente es posible hacer grandes trabajos periodísticos online.

Noticias relacionadas
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress