Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

www.latribunadelpaisvasco.com
Viernes, 30 de diciembre de 2016
Berat's Box. Los correos electrónicos de Berat Albayrak, ministro turco de Energía y yerno de Tayyip Erdogan (y 3ª Parte)

La búsqueda de Alemania de mano de obra barata inundó Europa de masas de inmigrantes musulmanes infiltrados por el terrorismo islamista

Guardar en Mis Noticias.

[Img #10435]

 

Wikileaks ha hecho público un extenso archivo de 57.934 correos electrónicos de la dirección personal de email de Berat Albayrak, yerno del presidente turco Recep Tayyip Erdogan y Ministro de Energía de este país. Tal y como La Tribuna del País Vasco ha venido informando durante los últimos días en varios reportajes, las comunicaciones intervenidas al dirigente turco revelan que “el canto de sirena alemán lanzado a millones de ciudadanos empobrecidos del mundo musulmán ha hecho que los países de Europa meridional y oriental sean invadidos por emigrantes económicamente ambiciosos”.

 

Un email hallado en el ordenador de Albayrak, y fechado a finales del pasado año, recuerda cómo, a finales de 2015, “Alemania empeoró la situación al declarar que aceptaría a todos los refugiados llegados de Siria”. Como era de esperar, los solicitantes de asilo que se apiñaban en los botes de la costa de Libia aumentaron exponencialmente, aunque apenas unas semanas más tarde funcionarios germanos ya estimaban que solamente el 20% de los migrantes que llegaban a su país era de Siria. La gran mayoría tenía su origen en países como Sudán, Somalia o Afganistán.

 

La información contenida en el ordenador de Berat Albayrak revela que, actualmente, diferentes estudios calculan entre 20 y 30 millones de personas las que estarían considerando migrar desde el diferentes países musulmanes para beneficiarse del sistema de bienestar europeo. “Aunque el gobierno alemán desea acoger a muchos migrantes, sus países vecinos, con tasas de desempleo que superan los dos dígitos, no lo hacen y, por ello, comenzaron a imponer controles fronterizos. De este modo, el sueño eurófilo de un continente sin fronteras fue pisoteado por el deseo alemán de mano de obra barata”.

 

De hecho, ya hay una amplia evidencia estadística de que esta "migración del bienestar" ha perjudicado significativamente a las economías europeas. En los Países Bajos, el 70% de los somalíes vive de la asistencia social, frente a sólo el 3% de los holandeses nativos y el 2% de los migrantes polacos. Según la Oficina Central de Estadísticas de Noruega, cada inmigrante no europeo que llega al país cuesta 650.000 euros a las arcas públicas durante toda su vida. “Durante los últimos 17 años, Gran Bretaña ha gastado 180.000 millones de euros en inmigrantes de fuera de la UE, en particular en el sector de la asistencia social, mientras que los trabajadores extranjeros de la UE contribuyeron con 6.600 millones de dólares a la economía británica”.

 

Todo esto sin contar con el evidente riesgo existente de que entre los inmigrantes se infiltren terroristas islamistas. Tal y como se recoge en un email hallado en el ordenador del Ministro de Energía de Turquía, que cita a Mike MCCaul, presidente del Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes norteamericana, "desde el punto de vista de la seguridad nacional, tomo la palabra al Estado islámico (EI) cuando afirma que ‘usamos y explotamos la crisis de los refugiados para infiltrarnos en Occidente’. Eso me preocupa”.

 

Según datos de expertos libaneses, el 2,2% de los sirios que atestan los campos de refugiados están afiliados al EI. “En otras palabras, de los 10.000 inmigrantes que llegan a Alemania diariamente, 220 son combatientes del Estado Islámico endurecidos por la guerra, por el fanatismo y el radicalismo islamista”.

 


 

Noticias relacionadas
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress