Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
www.latribunadelpaisvasco.com
Domingo, 11 de febrero de 2018
Ministra de Inmigración de Dinamarca

Inger Støjberg: “Los daneses hemos sido silenciados y derrotados por el islam”

Guardar en Mis Noticias.

[Img #13301]

 

Inger Støjberg, ministra danesa de Inmigración e Integración, ha explicado en un reciente artículo periodístico y en una publicación de Facebook que, en su opinión, los daneses han sido “silenciados” y “derrotados” por el islam y sus seguidores fundamentalistas.

 

Bajo el título de "La triste verdad sobre el islam”, el texto comienza explicando cómo el pasado 25 de enero se estrenó en Copenhague la obra teatral "El Libro de Mormón", protagonizada por un actor que es popular por su conocida mordacidad y por sus comentarios ofensivos. La ministra Støjberg relata cómo, ante algunas protestas surgidas, Kasper Holten, el director del drama,  declaró en la TV2 de Dinamarca: "Si usted es un mormón y no quiere que nos burlemos de su fe, entonces no vaya a ver la obra”.

 

En opinión de la ministra danesa, esta aseveración es “correcta”, pero luego se pregunta si cambiando la palabra “mormón” por “musulmán” la respuesta hubiera sido la misma. Y se responde afirmando sin ningún tipo de duda que, en 2018, en Dinamarca, responderle a un musulmán “si no quieres que nos burlemos de tu fe, entonces no veas la obra…” es, por desgracia, “algo imposible”.

 

A continuación, Inger Støjberg cuenta una escena de la obra teatral “El Libro de Mormón” en la que un actor apunta con su dedo medio hacia el cielo y grita "maldición a ese bastardo”. La ministra pregunta: “¿Podrías imaginar a un actor, en Dinamarca, parado en el escenario con su dedo  extendido hacia el cielo y gritando ‘bastardo estúpido' a Alá? ... ¡bajo ninguna circunstancia! Todos sabemos lo que sucedería. Protestas histéricas sobre ataques contra los sentimientos religiosos de los musulmanes. Manifestaciones contra la obra. Vandalismo. Amenazas de muerte contra actores y director. Nunca estaría permitido. La cuestión es que hemos perdido. Nos ha asustado una religión cuyos fanáticos nos han amenazado con silenciarnos”.

 

"Pero, ¿dónde están ahora todas estas personas ‘políticamente correctas’ cuando se ofende a los mormones?”, se pregunta Støjberg. "¿Dónde están los políticos enojados hablando de lo horrible que es que estos mormones estén siendo ridiculizados?”. “Desafortunadamente”, añade la ministra, “la respuesta es simple, porque aunque los mormones se ofenden, discuten y son dañados por las ofensas, no recurren a las armas y al terror. No hubo teatros incendiados y nadie fue asesinado”.

 

Y la ministra concluye: “No hay diferencia entre la sátiras ni en las molestias que éstas generan sobre las personas religiosas. La diferencia es que, en realidad, son principalmente los seguidores de la llamada 'religión de la paz', el islam, quienes se dedican a asustar con las armas, la violencia y el terror”.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress