Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

Alerta Digital (AD)
Viernes, 22 de junio de 2018
La mayoría de países subsaharianos

Un millón de inmigrantes se dirigen hacia Marruecos para entrar en España

Guardar en Mis Noticias.
Noticia clasificada en: Inmigrantes

[Img #14200]

 

Fuentes de las Fuerzas de Seguridad marroquíes han alertado de una oleada masiva de pateras en los próximos meses. Los servicios de información del país vecino han detectado un movimiento migratorio de Libia a Marruecos a través de Argelia de nada menos que un millón de personas, la mayoría inmigrantes subsaharianos.

 

La vía de Libia hacia Italia ha quedado cerrada con las medidas del nuevo gobierno italiano, que incluso ha prohibido socorrer a los migrantes que embarquen. Los puertos italianos siguen cerrados para las oenegés que se dedican a trasladar inmigrantes ilegales por el Mediterráneo central, como comprobó este jueves la nave de bandera holandesa ‘Lifeline’, fletada por la organización alemana Mission Lifeline, tras recoger a 224 personas que habían zarpado desde las costas libias en una lancha neumática. El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, ha reiterado que ningún barco de las oenegés que operan en el Canal de Sicilia "tocará" el suelo de su país, invitando al ‘Lifeline’ a dirigirse a Gibraltar, Holanda, España, Francia o cualquier otro país dispuesto a acoger a los desplazados. "La Guardia Costera italiana les pidió que no se movieran porque se iba a hacer cargo del salvamento la Guardia Costera libia, que les dijo lo mismo. ¿Y qué hicieron estos desgraciados? Poniendo en peligro las vidas de los migrantes, no escucharon a las autoridades italianas y libias e intervinieron forzosamente para hacer su carga de seres humanos, de carne humana", dijo Salvini.

 

No fue el único mensaje que dejó el viceprimer ministro y líder de la Liga a los miembros de esta oenegé, a quienes tildó de "pseudovoluntarios" y a quienes acusó de favorecer "el tráfico de seres humanos", sembrando dudas sobre su financiación.

 

La actitud italiana contraria al tráfico humana está produciendo una migración histórica desde Libia a Marruecos a través de Argelia. Está en marcha un millón de personas y se esperan muchas más en las próximas semanas, lo que, según se teme, provocará una gran avalancha de pateras hacia Europa, principalmente, a través de las costas andaluzas.

 

El Gobierno de Sánchez, por su parte, carece de cualquier plan para frenar estas avalanchas, lo que está contribuyendo a activar el “efecto llamada”. El apoyo a la llegada masiva de inmigrantes ilegales de los socios parlamentarios del PSOE alimentan el problema.

La Tribuna • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress